Chocar contra una pared

Publicado: abril 26, 2012 en Fútbol Internacional
Etiquetas:, , , ,

Bayern y Chelsea van por la gloria

¿Qué es el fútbol? me preguntaron y dije que es una pasión, capaz de despertar mil y un sentimientos alrededor de 90 minutos (o más), donde 22 jugadores corren tras un balón en busca de la gloria.

Esa gloria precisamente está al alcance de dos equipos que llegaron a la final de la Champions League en medio de sorpresa y mucha admiración de por medio. Si, Bayern Munich y Chelsea son los finalistas del campeonato de clubes más importante del mundo y uno de ellos alcanzará la gloria este 19 de mayo en el Allianz Arena de Munich.

¿Sorpresa? ¿Golpe en la Polla? Lo cierto es que ni Barcelona ni Real Madrid, aquellos equipos que en ‘teoría’ iban a jugar el partido más importante en la historia de ambos, simplemente no lo harán y se quedan en el camino mereciendo mejor suerte (Barcelona) y lamentando algún error en el planteamiento (Real Madrid).

Barcelona – Chelsea

La primera palabra que rondó en los labios de los hinchas culés tras la eliminación fue anti fútbol. El periodista argentino Diego Fuchs, indica que ese término fue inventado por los periodistas en los años 60 para explicar lo que no entendían del juego propuesto por Osvaldo Zubeldía en Estudiantes de la Plata.

¿Es inválido defender en el campo propio con 10 jugadores? ¿Es acaso un pecado que Didier Drogba deje su lugar en el ataque para apoyar en labores defensivas? Yo prefiero decirle ‘‘La venganza del 2009’’

La ‘perfección’ no debe confundirse con no aceptar una eliminación. Chelsea, sabiendo que partía con ventaja por el 1-0 de la ida, planteó un partido fiel a su conveniencia, pero que se vio seriamente comprometido por la lesión de Cahill y la expulsión de John Terry. Con 2-0 en contra, era mucho más factible que el Barça aseguré la clasificación sin problemas a que Chelsea vaya por el milagro.

Sin embargo un partido de fútbol siempre tiene ”momentos claves” y en este caso lo fue el gol de Ramires en las postrimerías del primer tiempo (tal y como se le dio a Drogba en el choque de ida). A partir de ahí (y sumado al penal errado por Messi), el colectivo del Barcelona no fue capaz de superar a la férrea defensa inglesa, que coronó su faena con el gol de Fernando Torres ya en el final del partido.

Barcelona no podrá defender su título y pese a que muchos ya consideran esta temporada como un ”fracaso”, no lo vería así, pues nunca dejó de practicar el fútbol que ha maravillado al mundo en los últimos tres años. A Lionel Messi no se le puede juzgar por dos partidos (aunque entiendo la importancia de ambos) si se tiene en cuenta todo lo que hizo en estas últimas temporadas.

Y aplausos para Chelsea. No se si es merecido o no su pase a la final pero llegó, tras un inicio de temporada muy flojo y que trajo como consecuencia la destitución de André Villas Boas del comando técnico. Lo que empezó como interinato para Roberto di Matteo puede terminar en un título europeo, que le fue esquivo en la final de 2007-08.

Real Madrid – Bayern Munich:

El equipo merengue sufre en Europa, siempre sufre. Desde hace 10 años, el sueño de levantar el trofeo de la Champions se ha quedado estancado con el paso de las temporadas y lo que pudo haber sido casi ya una realidad este año, el Bayern de Robben y Ribery se encargó de poner a los merengues fuera de la lucha por llegar a la décima corona, jugándole de igual a igual en ambos partidos de semifinal.

Pregunte ayer si era conveniente que el Madrid empiece ganando el partido en los 15 primeros minutos, porque con el correr del partido se fue relajando y dándole el control de la pelota al cuadro bávaro, paciente, seguro y sin desesperarse, que tuvo a mal traer a una defensa del Real Madrid que no tuvo una buena noche (Arbeloa y el muy resistido Pepe).

Es admirable el temple del Bayern Munich y lo intenso que es el trabajo físico y psicológico en Alemania. Llegó con la cabeza más fresca a la definición por penales a diferencia de un Real Madrid que se quedó sin físico y sin respuestas. Los penales errados por Cristiano Ronaldo y Kaká (en referencia a dos ex FIFA World Player) fueron el símbolo de este nuevo fracaso continental del equipo de José Mourinho.

”La Bestia Negra” le dicen a los bávaros y si que lo son. La última vez que se vieron las caras, el Bayern decidió aquella serie de octavos de final de la Champions 2006-07 con un rápido gol de Roy Makaay antes de llegar al minuto de juego. Ayer, otro holandés fue la figura y lo interesante es que tiene un pasado merengue: Arjen Robben. Muchos lo consideran como una revancha y es verdad, pues el talentoso ex jugador (coincidentemente del Chelsea) salió por la puerta falsa de Chamartín hace cuatro temporadas y regresó para allanar el camino a la final al cuadro muniqués.

Para destacar en el Real Madrid es el continuismo con la era Mourinho. En dos temporadas, el portugués ha logrado una Copa del Rey, está próximo a ganar la Liga y ubicó al equipo en dos semifinales de Champions. No hay porqué desmerecer su labor al frente de Real Madrid, pero es importante mover algunas piezas para la próxima temporada.

Figuritas para el álbum:

Fue una serie intensa, quizás la más peleada de las últimas ediciones de la Champions, por lo que resulta complicado escoger a los jugadores más valiosos:

El más más: Didier Drogba. El marfileño fue el emblema del milagroso Chelsea, pues no solo se encargó de darle el gol de ventaja en Stamford Bridge a su equipo, sino que fue un defensa más en la revancha hasta que tuvo que ser sustituido.

El casi figura: Peter Cech. Sacó credenciales que aún lo mantienen como uno de los mejores porteros del mundo. Ahogó el grito de gol de Puyol en la ida y en la revancha, cuando Chelsea estaba muy complicado por jugar con uno menos, fue una auténtica barrera.

El 3ro de la fila: Franck Ribery. El francés se acerca a la versión que la rompió en su primera temporada el Bayern. La banda izquierda fue suya y alborotó a la defensa del Madrid con sus desbordes. Está llamado a dar el salto a otro grande en Europa o quedarse en Bayern y seguir alargando aún más su leyenda.

La ‘Yapa’: Philipp Lahm. INCANSABLE el capitán de los bávaros. De sus pies se generó el valioso gol de Mario Gómez en los últimos minutos del partido de ida y ayer tapó a Ozil, Di María y Cristiano Ronaldo por su sector.

Los ‘Tapados’: Son brasileños y juegan en el medio campo de cada uno de los finalistas. Ramires (Chelsea) se comió la cancha y no sólo eso, marcó un gol vital para la clasificación londinense. Por otro lado, Luis Gustavo (Bayern), llegó en silencio al equipo y con el alejamiento de Van Bommel, se hizo de un puesto en el equipo titular. Ayer fue una pieza clave en el medio sector.Lamentablemente, ninguno de los dos jugará la final por suspensión.

¿Bayern o Chelsea?

¿Todo listo para el 19 de Mayo? El fútbol nos regala una final justa y no mediática en la Champions y eso es prueba de que la esencia del que ”no siempre el más bueno o pintado” gana, se mantiene como tendencia. Lo que por ejemplo le sucedió a Hungría en el Mundial de 1954 o a Holanda en 1974, le sucedió esta semana a Barcelona y Real Madrid y sólo les queda pensar en ganar en el ámbito local.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s