Posts etiquetados ‘Universidad de Chile’


Chile se paraliza cuando en un fin de semana, se enfrentan Colo Colo y la Universidad de Chile en el ”Clásico del Fútbol Chileno”, un duelo que reúne a los dos clubes más populares del fútbol del vecino país.

El primer partido entre ambos data del 9 de julio de 1935 en el Campos Sports del barrio de Ñuñoa en Santiago. Fue victoria del ‘Cacique’ por 3-2. Pero, el primer partido de carácter oficial disputado por ambos se dio el 7 de agosto de 1938 con un categórico triunfo de Colo Colo por 6-0.

Los primeros años fueron de dominio colo-colino, consiguiendo entre 1939 y 1941, la mayor cantidad de victorias consecutivas (6) y la mayor racha sin perder por campeonatos nacionales entre 1939 y 1944.

En la década del 50, esta rivalidad fue tomando más forma. El 11 de noviembre de 1959, la Universidad de Chile derrotó 2-1 al ‘Albo’ y se quedó con el título del campeonato nacional de ese año.

En esta época nació el ”Ballet Azul” de la U (1959 – 1969). En ese lapso, se enfrentaron en 24 ocasiones por el campeonato nacional, con 14 victorias para los azules, 6 empates y apenas 4 triunfos para el Cacique. Pero, la revancha para Colo Colo llegó entre 1970 y 1960, en que se enfrentaron en 50 ocasiones, con 26 triunfos albos, 15 empates y 9 victorias de la U.

Clásicos inolvidables:

La primera definición de un torneo se dió el 05 de mayo de 1940. Colo Colo y la Universidad de Chile se vieron las caras en la final del Torneo Apertura en el Estadio Nacional. El ‘Cacique’ ganó 3-2 con goles de Alfonso Domínguez (2) y Juan Vergara. Descontó Eduardo Holzapfel para la U.

Universidad de Chile ganó por primera vez en la definición por la estrella del fútbol chileno. El 11 de noviembre de 1959, los ‘Chunchos’ derrotaron 2-1 al ‘Albo’ en el Estadio Nacional con goles del histórico Leonel Sánchez y Ernesto Alvarez, descontando para Colo Colo, Juan Soto. Fue el nacimiento del llamado ”Ballet Azul” y muchos lo consideraron como el primer superclásico.

El 19 de enero de 1963, se registró la mayor goleada azul, en la historia de los clásicos por 6 a 3. Para los azules marcaron Ernesto Álvarez, Rubén Marcos, Braulio Musso y 3 veces Carlos Campos. Portillo, Bello y Luis Hernán Álvarez, descontaron para Colo Colo.

El 10 de enero de 1993, ambos equipos se encontraron en la liguilla para entrar a la Copa Libertadores de América. A la ‘U’ le bastaba apenas el empate mientras que Colo Colo urgía del triunfo para tener chances de clasificar. Cuando el partido iba 0-0, en el minuto 88, Hugo Rubio definió de cabeza ante Sergio Bernabé Vargas y selló el triunfo del ‘Cacique’, memorable pues, pese a no haber conseguido finalmente el boleto a la Copa, se dejó fuera de camino al eterno rival, que debía seguir esperando por una clasificación que se hacía esperar por 12 años.

La idolatría de los hinchas de la Universidad de Chile por Marcelo Salas nació el 10 de abril de 1994. El clásico del fútbol chileno se disputó en el marco de la primera fase de la Copa Chile. Ante 47.384 espectadores presentes en el Estadio Nacional, el ‘Matador’ anotó un triplete en el 4-1 de la U sobre su eterno rival, en eun partido que hasta hoy es recordado.

El 15 de diciembre de 1999, ambos equipos se encontraron en la última fecha del torneo local. La Universidad de Chile (con Flavio Maestri en el plantel) se había coronado campeón con anticipación y celebraría ese título en el estadio Monumental, dando la vuelta olímpica antes del partido, pero fueron recibidos con proyectiles por parte de la barra ”Garra Blanca”. No hubo fiesta azul, pues Colo Colo venció al flamante campeón con un contundente 3-0 con los goles de Marcos Correa, Ignacio ‘el Nacho’ Quinteros y José Luis ‘el Coto’ Sierra.

Sin embargo, uno de los últimos clásicos más recordados, en especial por el hincha de Colo Colo, se dio en la final del campeonato Apertura 2006. En el partido de ida, el ‘Cacique’ se impuso por 2-1 y la revancha fue favorable para la Universidad de Chile por 1-0. La ruleta de los penales definió que Colo Cole celebre su título 24, en parte, gracias al recordado penal errado por el colombiano Mayer Candelo, quien quiso picarle el balón a Claudio Bravo, pero para mala suerte del volante, el portero (hoy capitán de la Selección Chilena), supo reaccionar a tiempo y tomar con suma tranquilidad el balón. Aquel día es recordado como el “Día del campeón en tu cara”, dedicado por la Garra Blanca a los hinchas azules.

Historial entre ambos clubes:

Torneo PJ GCC PE GUCH GolCC GolUCH
Campeonato Nacional 130 61 34 35 231 163
Campeonato de Apertura 12 4 4 4 14 13
Campeonato de Clausura 12 6 5 1 17 9
Torneo Metropolitano 6 0 2 4 9 17
Liguilla Pre-Libertadores 8 2 5 1 12 11
Total Primera División 168 73 50 45 283 213
Copa Chile 13 4 4 5 17 17
Copa Polla Gol 16 7 4 5 20 15
Copa Digeder 6 4 1 1 13 3
Torneo de Apertura 3 1 0 2 2 4
Copa Mercosur 2 1 1 0 2 0
Campeonato de Apertura 2 1 1 0 6 5
Campeonato de Campeones 3 2 1 0 8 3
Campeonato de Preparación 1 0 0 1 0 1
Total Oficial 214 93 62 59 351 261

 

 

 

 

Anuncios

Alianza Lima y Universitario de Deportes son los dos equipos más representativos del fútbol peruano. En los 50, 60, 70, 80 y mediados de los 90, ambos equipos regalaron pasajes inolvidables para el hincha, que hoy, parecen borrarse de a pocos debido a la calamitosa situación financiera que atraviesan.

Según la Sunat, Universitario debe 143 millones de soles y Alianza 26 millones, y al no contar con patrimonios que les permita solventar la deuda, la quiebra fue decretada para ambas instituciones.

Estamos ante una situación incierta, donde es difícil lidiar con la ineficacia tanto de Julio Pacheco como de Guillermo Alarcón, quienes se entornillan a sus cargos. Ante esto ¿Son las sociedades anónimas una solución?

Tenemos un par de ejemplos aquí nomás, en Chile. Colo Colo y Universidad de Chile también pasaron por situaciones económicas insostenible, pero que hoy, al someterse a algunos lineamientos, destacan por su limpio manejo dirigencial, que se ve reflejado en los resultados deportivos.

En el caso de la Universidad de Chile, flamante campeón de la Copa Sudamericana, el 26 de mayo de 2004, la Cuarta Sala de Apelaciones de Santiago decretó la quiebra de la institución por deudas cercanas a los 5700 millones de pesos con la Tesorería General de la República (similar a Sunat en Perú). Los socios, optaron por entregar el club a una concesionaria, amenazando con disolver la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile (CORFUCH), entidad formada en 1978 con el fin de desligarse de jurídica, administrativa y financieramente de la casa de estudios. De haber sido así, Universidad de Chile corría el riesgo de ser desafiliado de la ANFP, por lo que esa posibilidad fue rechazada por hinchas y jugadores. El 18 de diciembre, la Sala Civil decretó la quiebra de la U de Chile.

Tras el remate de ”Ciudad Azul”, uno de los emblemas de la instución, el 25 de mayo de 2007, el empresario Carlos Heller, apoyado por empresas financieras y EuroAmérica, se adjudicó por el precio mínimo de 3 333 333 334 pesos chilenos, la concesión de la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile. Para administrar el club, se constituyó Azul Azul S.A., una sociedad anónima creada para garantizar el pago de cerca del 100% de la acreencias contra el club a la fecha del remate, además del pago de la deuda tributaria y la explotación de la concesión de los activos de la CORFUCH durante un plazo de 30 años, prorrogables por 15 años más.

En 2008, se efectuó la apertura de Azul Azul S.A. en la Bolsa de Comercio, previa venta de casi 20 000 000 acciones.

Colo Colo, el otro grande de Chile, vivió una etapa complicada a finales de los noventa ante la imposibilidad de mantener los grandes ingresos que percibió la institución a inicios de la década. El 23 de enero de 2002, la Corporación Club Social y Deportivo Colo Colo fue declarada en quiebra por una deuda de 22.000.000.000 de pesos, asumiendo la administración de la institución un síndico de quiebras. En este proceso, Colo Colo sufrió la venta de gran parte de su patrimonio, entre ellos la sede del club y el Estadio Monumental, que fueron a remate.

 

Luego de muchas iniciativas, como la venta de los activos del club y su transformación en sociedad anónima, la Sala Civil decidió entregar la administración del club en concesión a la empresa Blanco y Negro S.A. por un período de 30 años, cerrando el contrato el 24 de junio de 2004. Blanco y Negro S.A. administra todos los activos del club, iniciando sus operaciones en 2008. Los socios dejaron de tener injerencia en las decisiones administrativas del club y solo son beneficiados con la reducción en el precio de las entradas.

Hoy, los resultados tanto de la Universidad de Chile como de Colo Colo son alentadores desde el punto de vista administrativo. Si en ese aspecto funciona bien, en lo deportivo los resultados serán similares y no habrán más escándalos como los que vivió Universitario de Deportes en el 2011 y los puntos perdidos en mesa. La Sociedad Anónima es una salida idónea, pero ¿Qué sucede en lso equipos grandes que no toman la decisión?


Hernán Barcos (Liga de Quito)

Resulta raro ver una final continental sin presencia de equipos de Argentina o Brasil. Este es el caso de la Copa Sudamericana, en que se encontrarán en la instancia definitoria la Liga Deportiva Universitaria de Quito y la Universidad de Chile.

Me agrada una final así, pues resulta muy atractivo, que el fútbol sudamericano no se limite solamente a lo que puedan hacer clubes de Argentina o de Brasil, sino también de otros países (en este caso Ecuador y Chile).  Curiosamente, tanto LDU como la U, dejaron fuera a Vélez Sarsfield y Vasco da Gama respectivamente, a priori, favoritos en otras circunstancias.

Esta final resulta atractiva pues se encuentran dos equipos que presentan un estilo de juego por de más vistoso y equipos ya consolidados, como Liga. El equipo de Edgardo Bauza ya sabe lo que es celebrar un titulo de Sudamericana. Lo hizo en el 2009 a costa del Fluminense de Brasil, su víctima también en la Libertadores 2008. El ‘Patón’ ha hecho de Liga, un equipo temido y respetado en Quito y competitivo también jugando en calidad de visita y ha consolidado jugadores como Norberto Araujo, ex defensa de Sporting Cristal y baluarte de la zaga alba.

Liga es el ‘Rey de Copas’ de Ecuador y afronta su segunda final de Sudamericana y la quinta a nivel continental. Ganó una Libertadores, una Sudamericana y en dos oportunidades la Recopa. Digamos que Liga dio inicio a la ‘revolución’ de los llamados ‘equipos chicos’ y no solo es un ejemplo de crecimiento futbolístico, sino también lo es si nos referimos a lo administrativo.

Eduardo Vargas (Universidad de Chile)

Al frente tendrá a la Universidad de Chile de Jorge Sampaoli. Lo cité en anteriores entradas, el argentino ha consolidado al equipo de fútbol que tanto buscaba, que juegue a su manera, que imponga su estilo y que sorprenda al rival. Ejemplos, los triunfos sobre Flamengo y Nacional de Montevideo tanto en el Joao Havelange como en el ‘Parque Central’ y me enfoco en lo que sucedió en Río de Janeiro con un 0-4 a favor de los azules que resultó inolvidable, sorpresivo y un mensaje de que con un fútbol bien jugado, se le puede hacer daño a los brasileños y en su propia cancha.

Universidad de Chile buscará por fin un título internacional que le fue esquivo en la Copa Libertadores de 1996 y 2010. En ambas ocasiones fueron eliminados por River Plate y las Chivas de Guadalajara respectivamente y quedó de verdad, ese sin sabor de la coronación, pues en ambas oportunidades,  tanto Miguel Angel Russo como Gerardo Pelusso, presentaron dos versiones del equipo azul que tranquilamente, podrían haberlos coronado como los mejores.

Así como Liga y Universidad de Chile, el fútbol sudamericano debe despegar por fin. En su momento los hizo Once Caldas, por qué no un Bolívar, un Alianza Lima, un Juan Aurich, un Caracas o un Libertad pueden darle más competencia al fútbol de nuestro continente? Argentina y Brasil dejaron de ser los cucos, sino, recuerden que en octavos de la Libertadores 2011, cuatro o cinco equipos brasileños fueron eliminados en una misma noche.


Jorge Sampaoli ha convertido a la Universidad de Chile en una máquina de jugar fútbol, candidato para retener el título de campeón chileno y llevarse a casa la Copa Sudamericana.

Hablamos del éxito del ‘Hombrecito’ pero olvidamos que en el fútbol peruano, no se le dio la oportunidad (o el tiempo de trabajo requerido) para que su trabajo rinda frutos.

Jorge Sampaoli, conocido por su estilo ‘bielsista’, es un tipo que vive a mil por hora el fútbol. Una vez quedé en entrevistarlo en La Florida y la cita estaba pactada para las 9:30 de la mañana, previo a los entrenamientos. Llegué 9:15 y él llevaba ya dando vueltas por la cancha principal. Al momento del encuentro, indicó que disponía de poco tiempo para la nota. Respuestas concretas a las preguntas, un tipo que lleva al fútbol en la cabeza, y que resulta difícil sacarle una risa, salvo cuando le dije que el parecido al estilo de Bielsa es tan evidente, incluso en la forma de caminar.

Partamos haciendo una cronología del paso de Sampaoli por el fútbol peruano. Llegó en 2002 para dirigir al Juan Aurich de Chiclayo siendo un total desconocido tras un paso por el fútbol  de la Primera B Metropolitana de Argentina. Los resultados fueron nefastos en su paso por el ‘Ciclón’ y fue despedido antes de la mitad del Torneo Apertura.

El Fútbol Peruano le dio otra oportunidad y recaló en el Sport Boys del Callao y la recordada campaña del 2003. De no haber sido por la huelga de futbolistas que motivó el cierre del Descentralizado, Sampaoli pudo haber depositado al equipo porteño en la Copa Libertadores 2004. Una absurda liguilla entre tres equipos (cuatro, pero Boys desistió de participar) le quitó ese deseo a la entidad rosada.

En Bolognesi de Tacna, el trabajo de Sampaoli estuvo también cerca de la gloria. Estuve en el estadio cuando en la última fecha del Torneo Clausura, la Universidad San Martín le quitó la chance de título al cuadro escarlata y la desazón en Sampaoli fue notoria. Sin embargo, era el momento del salto a un equipo grande que se daría en el año 2007.

Sporting Cristal fue su destino y el 5-0 ante el América en Toluca en el partido válido por la fase previa de la Copa Libertadores lo mató de arranque. Los jugadores nunca se acostumbraron al sistema de juego de Sampaoli, e incluso, Erick Delgado le hizo saber eso de manera acalorada en los camerinos. Lamentablemente, Sampaoli fue parte de la campaña nefasta del equipo cervecero, que pudo terminar condenado al descenso de no haber sido por el ingreso de Juan Carlos Oblitas a la dirección técnica en lugar del ”Hombrecito”.

Había sido propuesto para ser el encargado de las divisiones menores de la Selección, pero no se dio esa posibilidad y se apostó por Gustavo Ferrín, de quien son conocidos sus resultados. Sampaoli conoce nuestro medio ¿por qué no apostaron por él?

Ese fue el paso de Sampaoli por el fútbol peruano. Luego, su trabajo en O’Higgins y Emelec (destacada labor en el equipo ecuatoriano) lo llevó a la Universidad de Chile, donde ha alcanzado cifras a tener en cuenta:

– Primer equipo chileno que anota cuatro goles en Brasil por competencia internacional (Flamengo 0 – 4 Universidad de Chile)

– Mejor inicio de un equipo chileno en un torneo internacional
(UdeCh 1 – 0 Fénix, Fénix 0-0 UdeCh, UdeCh 1 – 0 Nacional, Nacional 0 – 2 UdeCh, Flamengo 0 – 4 UdeCh, UdeChi 1 – 0 Flamengo y Arsenal 1 – 2 UdeCh).

– Mejor racha de un arquero chileno en competencia internacional: Jhonny Herrera acumuló 544 minutos con la portería invicta hasta que Mauro Obolo lo venció en el ‘Viaducto’.

– Mejor racha en Copa Sudamericana: Cinco triunfos consecutivos, superando los tres que logró en 2005 y 2009.

– Primer triunfo de la Universidad de Chile en Argentina por torneos internacionales (Arsenal 1 – 2 Universidad de Chile).

– Primer equipo chileno que logra ganar en un mismo torneo en Uruguay, Brasil y Argentina, los tres países con más títulos en el continente a nivel de clubes.

Tengamos en cuenta que de superar Universitario al Vasco da Gama, podría enfrentar a la Universidad de Chile en semifinales (salvo, Arsenal juegue a gran nivel la vuelta en Santiago).  Este equipo lleva la firma de Sampaoli, un técnico que poco a poco se va ganando el respeto en nuestro continente, pero que en el Fútbol Peruano, no se le dio la continuidad que él necesitaba.