Posts etiquetados ‘Alianza Lima’


Nico Tagliani

Este jueves, Alianza Lima chocará ante Libertad de Paraguay en su debut en la Copa Libertadores de América. Luego de 9 años, el equipo victoriano pisará suelo guaraní y de ese último partido, los hinchas aliancistas guardan un buen recuerdo.

(más…)

Anuncios

Polémico Alarcón

Esta claro que hablar de lo futbolístico en Alianza Lima es complicado, más aún cuando muchos aliancistas, preocupados lógicamente por el primer equipo, miramos de reojo las atrocidades que viene realizando Guillermo Alarcón.

(más…)


Son pocos los jugadores ”extranjeros” a los que se les puede reconocer lo hecho en el equipo en el que jugaron. Tenemos por ejemplo a Nunes y Grondona en la U, Pedro Garay y Bonnet en Sporting Cristal o Marqunho, Fernando Martel y Tressor en Alianza Lima.

(más…)


En el mismo día en que se recordaba un año más de la inauguración de Matute, la mitad más uno del país estallaba de emoción con un nuevo título de Alianza Lima.

(más…)


Alianza Lima y Universitario de Deportes son los dos equipos más representativos del fútbol peruano. En los 50, 60, 70, 80 y mediados de los 90, ambos equipos regalaron pasajes inolvidables para el hincha, que hoy, parecen borrarse de a pocos debido a la calamitosa situación financiera que atraviesan.

Según la Sunat, Universitario debe 143 millones de soles y Alianza 26 millones, y al no contar con patrimonios que les permita solventar la deuda, la quiebra fue decretada para ambas instituciones.

Estamos ante una situación incierta, donde es difícil lidiar con la ineficacia tanto de Julio Pacheco como de Guillermo Alarcón, quienes se entornillan a sus cargos. Ante esto ¿Son las sociedades anónimas una solución?

Tenemos un par de ejemplos aquí nomás, en Chile. Colo Colo y Universidad de Chile también pasaron por situaciones económicas insostenible, pero que hoy, al someterse a algunos lineamientos, destacan por su limpio manejo dirigencial, que se ve reflejado en los resultados deportivos.

En el caso de la Universidad de Chile, flamante campeón de la Copa Sudamericana, el 26 de mayo de 2004, la Cuarta Sala de Apelaciones de Santiago decretó la quiebra de la institución por deudas cercanas a los 5700 millones de pesos con la Tesorería General de la República (similar a Sunat en Perú). Los socios, optaron por entregar el club a una concesionaria, amenazando con disolver la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile (CORFUCH), entidad formada en 1978 con el fin de desligarse de jurídica, administrativa y financieramente de la casa de estudios. De haber sido así, Universidad de Chile corría el riesgo de ser desafiliado de la ANFP, por lo que esa posibilidad fue rechazada por hinchas y jugadores. El 18 de diciembre, la Sala Civil decretó la quiebra de la U de Chile.

Tras el remate de ”Ciudad Azul”, uno de los emblemas de la instución, el 25 de mayo de 2007, el empresario Carlos Heller, apoyado por empresas financieras y EuroAmérica, se adjudicó por el precio mínimo de 3 333 333 334 pesos chilenos, la concesión de la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile. Para administrar el club, se constituyó Azul Azul S.A., una sociedad anónima creada para garantizar el pago de cerca del 100% de la acreencias contra el club a la fecha del remate, además del pago de la deuda tributaria y la explotación de la concesión de los activos de la CORFUCH durante un plazo de 30 años, prorrogables por 15 años más.

En 2008, se efectuó la apertura de Azul Azul S.A. en la Bolsa de Comercio, previa venta de casi 20 000 000 acciones.

Colo Colo, el otro grande de Chile, vivió una etapa complicada a finales de los noventa ante la imposibilidad de mantener los grandes ingresos que percibió la institución a inicios de la década. El 23 de enero de 2002, la Corporación Club Social y Deportivo Colo Colo fue declarada en quiebra por una deuda de 22.000.000.000 de pesos, asumiendo la administración de la institución un síndico de quiebras. En este proceso, Colo Colo sufrió la venta de gran parte de su patrimonio, entre ellos la sede del club y el Estadio Monumental, que fueron a remate.

 

Luego de muchas iniciativas, como la venta de los activos del club y su transformación en sociedad anónima, la Sala Civil decidió entregar la administración del club en concesión a la empresa Blanco y Negro S.A. por un período de 30 años, cerrando el contrato el 24 de junio de 2004. Blanco y Negro S.A. administra todos los activos del club, iniciando sus operaciones en 2008. Los socios dejaron de tener injerencia en las decisiones administrativas del club y solo son beneficiados con la reducción en el precio de las entradas.

Hoy, los resultados tanto de la Universidad de Chile como de Colo Colo son alentadores desde el punto de vista administrativo. Si en ese aspecto funciona bien, en lo deportivo los resultados serán similares y no habrán más escándalos como los que vivió Universitario de Deportes en el 2011 y los puntos perdidos en mesa. La Sociedad Anónima es una salida idónea, pero ¿Qué sucede en lso equipos grandes que no toman la decisión?


El 2011 será un año inolvidable para el fútbol de provincia, pues Juan Aurich de Chiclayo se coronó campeón del futbol peruano. Luego de 30 años, un equipo no capitalino logra celebrar un campeonato, que será recordado también, por los escándalos administrativos que perjudicaron a más de un equipo.

Juan Aurich y Alianza Lima participarán de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América. Sport Huancayo disputará la fase preliminar ante Arsenal de Argentina. En la Copa Sudamericana participarán Universidad San Martín, León de Huánuco y Unión Comercio (el 4to. representante saldrá de la Copa Inka), mientras que al descenso se fueron Alianza Atlético de Sullana y CNI.

Un balance de este temporada:

El equipo: El mejor equipo y un justo campeón. Juan Aurich le pone un punto de quiebre a un trabajo serio y planificado por parte de Edwin Oviedo, a quien el tiempo y los resultados le supieron dar la razón. No se desesperó, no purgó jugadores y no contrató por contratar. El secreto de Aurich ha sido la seriedad, reflejado en lo administrativo y en  lo deportivo.

El equipo revelación: Sport Huancayo. Fue revelación en 2009, pero en 2011 su campaña tuvo más valor pues el equipo del centro clasificó a la Copa Libertadores. Con tres años en primera, el mérito del ‘Rojo Matador’ está en haber clasificado a dos torneos internacionales.

El mejor jugador: Es difícil escoger a uno solo, por lo que destaco a dos jugadores. Primero, al panameño Luis Tejada, un delantero que supo ganarse los frejoles, pues su trabajo no solo era anotar goles sino trabajar también impidiendo las salidas del rival, con un gasto físico impresionante.

El otro jugador que se merece más de un aplauso es Irven Ávila. Cuando muchos veían al pelotero Reimond Manco como la mejor aparición de la generación de los ‘jotitas’, Ávila trabajó con mucho perfil bajo hasta ser el referente de Sport Huancayo en estos tres destacados años. Al ’16’ le toca un nuevo reto: Sporting Cristal.

El técnico: Nombrar a uno también es complicado. Diego Umaña fue el responsable del Aurich campeón y su virtud fue en alcanzar el éxito con un equipo que estaba ya formado a principio de temporada. Un técnico debe ser inteligente y astuto, virtudes que bien se pueden destacar en Umaña.

Mención honrosa para Roberto Mosquera, un entrenador que supo evolucionar con el paso de los años y que tendrá su real prueba de fuego en Sporting Cristal.

El goleador: Con 17 goles, el panameño Luis Tejada fue el goleador del campeonato. Si sumamos los de 2010, ‘Diente de Oro’ lleva 33 goles anotados en el Ciclón sólo en torneo local. En total suma 39 si le agregamos los 6 que anotó en la Libertadores 2010.

Las apariciones: Alianza Lima y Universitario han pasado por un 2011 complicado, pero dejaron nombres para tener en cuenta a futuro. En el caso blanquiazul, lo de Jorge Bazán es para destacar pues estuvo en 32 partidos en el año y sólo se perdió el tercer partido de play off ante Aurich.

En tienda merengue, los nombres de Andy Polo, Edison Flores y Alvaro Ampuero fueron gratamente recibidos por los hinchas en el 2011. Los tres tienen un futuro prometedor, pese al incierto futuro que le espera a la institución.

El mejor gol: No fue la campaña de Sporting Cristal, pero nos regaló un golazo. Carlos Lobatón (de los más regulares del cuadro cervecero), pasó entre dos defensas de Sport Boys, se sacó de encima con un enganche a Alloco y definió con un sombrero de derecha al borde del área.

La Decepción: Es triste nombrarlo otra vez como tal, pero Sporting Cristal vuelve a cerrar un año para el olvido. Tres técnicos (en realidad dos pues Francisco Melgar dirigió dos partidos) no supieron llegar al jugador. Se intentó con Guillermo Rivarola, pero éste fue echado a cinco puntos del líder. Se contrató a Juan Reynoso y el ‘Cabezón’ los dejó peleando el descenso. Los años de gloria están guardados en un baúl y Roberto Mosquera no la tendrá fácil.

El Bochorno: Los puntos en mesa. No fue difícil pensar esta categoría. La Asociación Deportiva de Fútbol Profesional y la Comisión de Justicia tanto de la ADFP como de la FPF se jugaron su partido aparte esta temporada. Universitario fue el más perjudicado con esta quita de puntos junto a Sport Boys. ¿Se imaginan qué habría pasado si esto no sucedía? La U peleaba palmo a palmo por el título y Boys aseguraba Sudamericana.

El broche de oro: En la última fecha, Inti Gas había asegurado jugar (merecidamente) la Sudamericana. Al día siguiente,. ‘la mesa’ les quitó ese cupo y Unión Comercio jugará la ‘Suda’ en 2012.

El Bochorno II: El año de Universitario de Deportes. Julio Pacheco prometió un ‘Dream Team’, pero planillas sin firmar, camisetas pintadas con plumón, inicio de partido con 9 jugadores y un estadio cerrado por violencia fueron las matices del merengue en 2011. El equipo crema fue burlado por su propia dirigencia, que careció de seriedad para afrontar un reto tan complicado como el de reflotar la institución.

El Bochorno III: Guillermo Alarcón. Maneja dictatorialmente a Alianza Lima y no da la cara al plantel si de deudas se trata. Quiso castigar a los jugadores por hacer públicas las deudas, pero salió ‘expulsado’ por el plantel del vestuario luego de un entrenamiento. Eso, si le agregamos la delicada situación judicial que atraviesa.

Lo lamentable: La muerte de Walter Oyarce. El fútbol debe ser una fiesta y la ‘rivalidad depotiva’ no debe convertirse en ‘odio’. Universitario había logrado una épica victoria de 2-1 sobre Alianza Lima, pero el resultado pasó a ser segundo plano pues la violencia se impuso nuevamente y es un partido que aún no se puede ganar.

El equipo ideal: Diego Penny; Guillermo Guizazola, Leandro Fleitas, John Galliquio, Jair Céspedes; Antonio González, Blas López, Paolo Hurtado, William Chiroque, Luis Tejada e Irven Avila.

El árbitro: DESIERTO!

Las frases del 2011:

”Sacaré el matamoscas” (Luis Guadalupe)
”Ahora voy a comer una carapulcra con sopa seca” (Luis Guadalupe)
”Bailaré lambada con el ‘Checho’ para no dejarlo libre” (Luis Guadalupe)
”El fútbol peruano está herido de muerte” (Sergio Markarián)
”Es un campeonato viciado” (José del Solar)
”Presidente de Cristal es hincha de la U” (Guillermo Rivarola)
“Cristal está pagando su decisión apresurada” (Guillermo Rivarola).
”Que Pacheco dé un paso al costado” (Rainer Torres)
”Me retiro el 2012” (Sergio Ibarra)
”Son unos fracasados, perdedores. No pueden jugar así” (Diego Umaña).


Alianza Lima se quedó con las ganas de sumar una nueva estrella en su palmarés. Fue un 2011 bizarro pues la pelea por el título nacional no fue el único tema en el día a día del hincha blanquiazul, sino también los problemas extradeportivos.

Qué puntos incidieron en el fracaso blanquiazul este 2011?

1. Guillermo Alarcón:

Camino a casa y con la cabeza fría, pensaba en que la administración más nefasta en la historia del club, no merecía celebrar un título nacional. No es un secreto que la presencia de Alarcón le hace mucho daño a la institución. Tres años de gestión, cero resultados deportivos y miles de goles en contra en lo dirigencial .Un tipo cuya defensa siempre fueron las ‘obras’ que realizaba en pro de Matute, pero que en lo que le importaba al hincha, el resultado, no daba crédito alguno.

¿Qué pasaba si Alianza campeonaba? Seguramente, el primero en subirse al coche era Alarcón, como en aquella noche ante Estudiantes por Copa. Hoy, pese a no haber logrado el campeonato, los elogios y el reconocimiento son para un grupo de jugadores que superó la adversidad de los sueldos impagos y la poca seriedad de un presidente que se ha burlado de ellos y de la hinchada.

Y eso, que no contamos con los procesos legales que Alarcón tiene pendiente y que, de salir de la presidencia, lo podrían mandar a prisión. Pero a ‘Pocho’ no le importa eso, pese a que con el correr del tiempo, sus secuaces lo han ido abandonando poco a poco.

2. Deudas y puntos perdidos:

El plantel se va para los cuatro meses de deuda, pero a Alarcón no le importa. Esta situación hizo que Alianza pierda los tres puntos ganados ante CNI, algo que para un optimista hincha blanquiazul, podría haber cambiado la historia del playoff. Pero a los jugadores, trabajadores e ídolos hay que maltratarlos.

Las promesas de Alarcón fueron el pan de cada día en La Victoria. Una cosa es prometer, pero otra es cumplir y Alarcón no cumplió.

3. Contrataciones:

Un vende humo como Alarcón había prometido que el delantero que Nike iba a poner, sería A1 y quedó más que comprobado que Hernán Gastón Peirone nunca lo fue. Pero eso no fue lo único, sino que se apostó por Leonardo Castro como su socio. Los dos fueron un fiasco total y Alarcón no sabía dónde enterrar la cara. Un ‘aporte’ millonario de Nike no merecía ser despilfarrado de esa manera.

”No necesariamente porque tú haces las mejores contrataciones campeonas, creo que nosotros hemos hecho excelentes contrataciones, tenemos un excelente plantel y al final de campeonato veremos quién hizo las mejores contrataciones” (Guillermo Alarcón a principio de temporada).

4. No hubo sponsor:

¿Cómo le hizo Alianza para sobrevivir el 2011 sin sponsor en la camiseta?

Se habló del Banco Minas Gerais, que nunca fue real, Luego, se corrió el rumor del Grupo Añaños, pero nunca fue una opción real. Se impulsó la venta de una cerveza, pero no hay cifras que indiquen el destino de las ventas.

De qué vivió Alianza este año? No creo que sea de solo taquillas, pues los sueldos del plantel no son nada baratos, sin contar las deudas con los trabajadores e ídolos de la institución como César Cueto y José Velásquez, maltratados por Alarcón.

5. Malas decisiones técnicas:

La salida de Gustavo Costas sorprendió a más de uno, pero el afán ‘ahorrador’ de Alarcón lo llevó a elegir a Miguel Ángel Arrué como su sucesor. El chileno no ofreció una evolución en lo futbolístico y bien podría decir que su oferta no convenció ni a los mismos jugadores.

Sentó sin dar explicaciones a Salomón Libman (generando un conflicto insalvable con George Forsyth) y en el play off, demoró en los cambios en la final de Matute y ayer, hizo jugar a un lesionado Roberto Ovelar. No tuvo respuestas ante un Aurich que salió con todo en los dos últimos partidos y peor aún, su discurso nunca convenció pues no se notó diferencia alguna entre su trabajo y el de Costas.

En Alianza no queremos ‘bomberos’ en la dirección técnica. Ya no.

6. Poca efectividad ante rivales ‘exigentes’

Salvo los ajustados triunfos ante León de Huánuco y Juan Aurich en Matute, a Alianza le costó ganar ante los mencionados rivales de visita, Sporting Cristal, Universidad San Martín y Universitario de Deportes.

Si bien se lograron triunfos valiosos en terrenos complicados como Ayacucho, Huancayo y Cusco, el equipo quedó en deuda en el clásico ante Universitario, los duelos opacos ante Cristal y la tan mentada ‘paternidad’ de la Universidad San Martín, que incluye el 4-0 en el Callao en la primera rueda.

A Alianza le costó reaccionar cuando le anotaban el primer gol y una evidencia fueron las derrotas ante León en Huánuco y Sport Huancayo en Matute. No hubo respuesta en los jugadores y eso no fue un error de Arrué, sino también debo incluir en esa responsabilidad a Costas.

7. Las dependencias:

Era común escuchar en la tribuna ”quiero un gol de Ovelar” o ”Sin Ovelar no ganaremos”, peor aun cuando regresó Jhonier Montaño y su presencia se hizo importante en algunos pasajes de la segunda parte del año.

Alianza Lima debe ser un equipo y tener a los jugadores listos en caso los ”referentes” no estén en óptimas condiciones para jugar. Ayer, muchos nos dimos cuenta de ello, pues Junior Viza no fue un Jhonier Montaño y Henry Quinteros no tuvo el mismo despliegue de Juan Jayo y Soto no tuvo el coraje de Ovelar y la verdad, estos tres se hicieron extrañar (como también Jorge Bazán).

8. ¿Hubo soberbia?

Algo que dije en medio del ‘análisis’, fue que Alianza empezó a perder la final en Chiclayo. Si, el triunfo en el ‘Elías Aguirre’ le hizo daño a buena parte de los hinchas al creer que el título estaba servido sin olvidar lo peligroso que resultó ser Juan Aurich en Lima. En Matute, quienes fuimos al estadio nos dimos cuenta que no había una disposición seria por salir a asegurar el partido desde el primer minuto y esos errores, Aurich no perdona.

Razón tuvo Juan Jayo al decir que el segundo partido se jugó ‘light’ y eso, para un equipo que grande y que pelea por campeonar, es imperdonable.

Alianza Lima

Publicado: diciembre 7, 2011 en Fútbol Nacional
Etiquetas:, ,

Sexta final el diez años. Se puede decir que Alianza Lima cuenta con ese aval de cara a la final con Juan Aurich, pero ¿qué tanto puede pesar estos antecedentes en una final que se presenta como complicada ante el ‘Ciclón’?

Alianza ha tenido buenos momentos este año, pero también tuvo de los malos, no solo en lo deportivo sino también en lo administrativo. Hace poco comentaba entre amigos que de no ser por la posición en la tabla, el horizonte de Alianza pintaba tan complicado como el de Universitario de Deportes.

Pero Alianza aprovechó sus oportunidades y sacó puntos importantes, como los que logró en Ayacucho, Cusco y Huancayo, plazas complicadas en donde era difícil sacar tres puntos en campañas anteriores. Alianza se hizo fuerte jugando de local, a excepción del choque ante Sport Huancayo, en que conoció la derrota en casa tras 32 partidos invicto, siendo también un punto importante en la temporada.

A diferencia de Aurich, Alianza dependió mucho de las individualidades esta temporada. El éxito de Alianza en 2011 estuvo en los pies de Roberto Ovelar, Paolo Hurtado y en algunas oportunidades Jhonier Montaño. Cuando estuvieron ausentes (sobre todo Hurtado), a Gustavo Costas y Miguel Angel Arrué se les hizo difícil plantear partidos sin ellos y también se les complicó reaccionar cuando se hallaban con el marcador en contra. Eso sucedió en el clásico en el Monumental, en las derrotas consecutivas ante León y Sport Huancayo y en la goleada sufrida ante la San Martín en la primera rueda.

Lo positivo, la aparición de los ‘Potrillos’ André Carrillo, Jorge Bazán, Carlos Ascues y Paolo Hurtado, quien este año se consolidó. Otro aspecto importante fue la continuidad esperada de Roberto Ovelar, esperado las últimas dos temporadas y que este año, fue el goleador que Alianza necesitó en mucho tiempo.

El saldo negativo fue sin dudas el mal momento administrativo que afectó a los jugadores y que de no solucionarlos, serán un auténtico cáncer en el 2012, quizás peor que lo ocurrido este año con la U.

¿Cómo puede ganar Alianza la final?

Jugar la ida en Chiclayo no era lo recomendable, pues por las condiciones de la cancha, algunos jugadores pueden acabar lastimados y pasar de natural a sintético y luego a campo natural, es perjudicial.

Jugar al empate puede ser muy valioso teniendo en cuenta las ventajas que tiene Aurich jugando en Chiclayo. Para ello, la defensa debe estar aplicada para resistir las embestidas del Ciclón, y el ataque estar atento ante un contraataque, pues con la velocidad de Hurtado y Bazán, la habilidad de Montaño y el olfato goleador de Ovelar, se puede hacer daño.

Alianza debe hacer valer en Matute, la supremacía que tuvo en este tiempo jugando de local. Obtener un resultado positivo en Chiclayo, impondrá presión a Aurich en la revancha. Alianza puede ganar esta definiión, pero depende de la concentración del plantel.

Juan Aurich

Publicado: diciembre 7, 2011 en Fútbol Nacional
Etiquetas:, ,

Tras varios años de lucha (desde la llegada de Edwin Oviedo a la dirigencia), Juan Aurich por fin podrá tener la oportunidad de jugar la final del Descentralizado, en esta oportunidad, ante Alianza Lima.

Fue precisamente con la llegada de Oviedo, en que Juan Aurich se hizo competitivo a nivel local. Tras la pelea por evitar el descenso en 2008 (y aquel gol de Edison Chará), el proceso del ‘Ciclón’ ha ido año a año consolidándose.

Fue Franco Navarro, quien en 2009 le dio un primer impulso al equipo, con la presencia de jugadores como Luis Guadalupe, Carlos Zegarra, Sergio Ibarra, Erick Delgado y el colombiano Mayer Candelo, entre otras figuras. El proceso pasó luego a manos del colombiano Luis Fernando Suárez, quien dirigió al ‘Ciclón’ en la Libertadores 2010, certamen donde cumplieron una regular actuación, pues más se recuerda los triunfos sobre Tecos en la fase previa y ante Alianza Lima en Chiclayo.

Juan Reynoso tuvo un efímero paso por Chiclayo y dejó el barco a poco del inicio de la temporada. Diego Umaña llegó casi de emergencia, con un plantel ya formado, pero que mantenía la base de jugadores, con Luis Tejada, Ricardo Ciciliano, William Chiroque y el reincorporado Renzo Sheput. A ellos, se sumó la experiencia de Luis Guadalupe y la seguridad en defensa con Edgar Balbuena.

La virtud de Umaña fue hacer del Aurich un equipo sólido, pese a no haber participado de la pretemporada. Digamos que los dos partidos ante Alianza, tanto en Chiclayo como en Lima, marcaron dos puntos dentro de la campaña. El jugado en el ‘Elías Aguirre’ fue la confirmación de que el ‘Ciclón’ sería el auténtico protagonista de la temporada, con un fútbol versátil y dinamico, aunque ya había dado signos de un fútbol contundente, en la goleada al Boys (0-5) en el Callao.

En Matute, Aurich se paró en la cancha a fin de complicar a Alianza. Lo hizo en el primer tiempo, pero en el segundo, los victorianos se encontraron con el gol y dejó sin respuestas a Aurich, lo que motivó un duro llamado de atención de Umaña en el vestuario post partido. Ahí, se entendió el mensaje de este equipo, casi invencible jugando en Chiclayo (12 triunfos y tres empates), pero que deja ciertas dudas si de jugar fuera de casa se trata, pues sólo ha sumado tres triunfos, nueve empates y tres derrotas.

¿Cómo puede ganar Aurich la final?

Tratar de asegurar en Chiclayo (aprovechar las ventajas propias de la ciudad) y forzar al menos un empate en Matute. Si no comete errores como en La Victoria en la fase regular, Aurich puede celebrar sin necesidad de llegar a un tercer partido.

Aurich, a diferencia de Alianza, propone un juego colectivo. La creación pasa por Sheput, Chiroque, Ciciliano y Ascoy, quienes tienen a Luis Tejada, al hombre que está para culminar las jugadas. Pero ojo, Umaña tiene también propuestas en el banco como Ysrael Zúñiga y Reimond Manco

Juan Aurich tiene la oportunidad de consolidar un trabajo serio, de los pocos que se ven en el fútbol peruano. Por el bien de él, el fútbol de provincias merece ya un reconocimiento.

 


Gol de Arakaki en el camino al 2006

Alianza Lima disputará ante Juan Aurich se sexta final en una década. En ese lapso de tiempo, han sido cuatro definiciones ganadas contra una perdida. ¿Cómo nos fue?

2001:

En el año del Centenario, Alianza Lima definió el título contra otro equipo que llegaba a los cien años de vida: Cienciano. Los grones llegaron a esta instancia tras ganar el Torneo Apertura, pero en el Clausura tuvo una decepcionante actuación, ocupando la décima posición, con apenas cuatro partidos ganados.

Cienciano era un equipo que bajo el mando de Carlos Daniel Jurado, se había hecho fuerte en el Cusco y de visita, también sabía complicar. En Matute, en el partido de ida, estuvo a punto de irse con un empate, pero en el minuto 90, Roberto Farfán había decretado en 3-2 final, un resultado alentador para los cusqueños, pero que para los dirigidos por Bernabé Herraez, no era el mejor de los negocios.

La empresa en el Cusco tuvo como principal accionista a Gustavo Roverano. El arquero uruguayo se jugó el partido de su vida y fue una auténtica muralla para Cienciano. Pese al tan mentado favoritismo imperial, el ‘Rojo’ ganó 1-0 y llevó la definición a los penales.

Fue en esta instancia en que Roverano sacó todas las credenciales de figura aliancista. Atajó los penales de Martín García y Ernesto Zapata. El último disparo, en los pies de Waldir Sáenz, hizo que Alianza celebre sus 100 años con el título nacional, dedicado a Sandro Baylón.

2003:

Es uno de los títulos más discutidos de la década, pues por la huelga de jugadores ocurrido en el Torneo Clausura, la FPF determinó, ante la suspensión del certamen. que Sporting Cristal (campeón del Apertura) y Alianza Lima (‘campeón’ del suspendido Clausura) definan al ganador de la temporada recién en enero del 2004.

El Estadio Nacional fue sede del partido. Ambos equipos habían igualado en los 90 minutos reglamentarios con goles de Roberto Silva para los grones y Jorge Soto para los rimenses. En tiempo extra, Jefferson Farfán se encargó de anotar el gol del triunfo para el equipo de Gustavo Costas, quien comenzaba a escribir su propia historia al frente de Alianza.

2004:

Nuevamente, victorianos y rimenses se veían las caras en la final. Alianza Lima había ganado el Apertura enfrentando a Universitario en Matute, mientras que Cristal ganó el Clausura también enfrentando al cuadro crema, pero en el Estadio Nacional.

Alianza llegó a la final gracias a una ”viveza” de Aldo Olcese, cuyo gol en el Cusco en el empate ante Cienciano, le dio al equipo de Costas la llave a la final cuando todo parecía perdido. Vale decir que para disputar la final, Alianza debía quedar como mínimo, en el cuarto lugar del Clausura para tener ese derecho, si no, el título nacional iba para Sporting Cristal.

A diferencia de la anterior definición, esta vez si fue necesario llegar a los penales para definir al campeón. Fue una definición de infarto y fue Norberto Araujo quien decidió la suerte. Su disparo pasó por encima del arco de Butrón y el bicampeonato de Alianza, de la mano de Gustavo Costas, fue una realidad.

2006:

Cuando al chileno Rodrigo Pérez le preguntaron sobre sus sensaciones por el título nacional logrado con Alianza la noche del 26 de diciembre ante Cienciano, respondió que el Clausura lo perdieron tontamente y que el título se pudo haber asegurado mucho antes.

Razón tenía, pues en el Apertura, Alianza fue un justo ganador, con dominio sobre sus rivales  y una regularidad importante. El Clausura pudo haber estado al alcance de la mano, pero algunos malos resultados lo alejaron de ese objetivo.

Cienciano nuevamente fue el rival tras dejar en el camino en partido de definición a Universitario de Deportes y se impuso en el partido de ida jugado en el Garcilazo. En el partido de vuelta, Matute fue una caldera. Adelantó con los goles de Ernesto Arakaki y Carlos Lugo en contra y el título estaba cerca, pero el gol de Juan Carlos Mariño silenció al estadio pues con ese gol, el título se iba al Cusco. Pero, en uno de los goles más gritados de la década, Flavio Maestri consolidó esa magnífica temporada con un disparo que hizo inútil la estirada de Oscar Ibañez.

Con ese 3-1 el Alianza de Gerardo Pelusso se consagró campeón, luego, la historia con el DT uruguayo es conocida.

2009:

Nuevamente con Gustavo Costas como entrenador, Alianza Lima se alistaba a jugar una nueva final. En esta ocasión, el rival era Universitario de Deportes.

No hubo Apertura y Clausura en esa temporada. Ambos equipos llegaron a la final tras ser los campeones de las liguillas A y B con notoria superioridad sobre sus respectivos rivales.

Universitario llegaba mejor y el planteamiento de Juan Reynoso se impuso tanto en Matute como en el Monumental. En ambos partidos, los cremas ganaron 1-0 y dejaron sin título a los victorianos, que vieron como Leandro Fleitas se jugaba la vida en un balón disputado con Carlos Galván y que lo llevó a estar fuera de las canchas por varios meses.