Posts etiquetados ‘Argentina’


Messi y Neymar, opaca participación

La Copa América 2011 toma una imágen de inédito. Los dos grandes favoritos apenas pasaron primera ronda y se despidieron en cuartos de final. Los dos llamados a ser ”rivales a vencer”, son semifinalistas del certamen continental más antiguo del mundo.

Argentina y Brasil se despidieron por la puerta falsa. Perú y Venezuela se meten por la puerta principal en las semifinales, entre los 4 mejores, cuya serie la completan Uruguay y Paraguay. El mensaje es el siguiente: La Eliminatoria al Mundial 2014, será intensa de principio a fin, donde los grandes no serán tan grandes, y los chicos complicarán durante todo el proceso.

Lo sucedido con Argentina y Brasil es difícil de explicar. En el caso de los locales, no se le encuentra el rumbo al equipo desde la salida de Marcelo Bielsa, y todo ha sido una improvisación total por parte de la dirigencia en el caso de nombrar entrenadores y que ninguno de ellos, aproveche el hecho de tener al sucesor de Diego Armando Maradona dentro de sus listas de convocados. Argentina, desde mi opinión, tocó fondo desde que Diego Maradona tomó las riendas del equipo, sin experiencia requirida para tomar las riendas de una selección tan poderosa como Argentina. Con el ‘Pelusa’, Argentina se comió 6 en La Paz, clasificó a última hora a Sudáfrica, pasó de ronda ante equipos ‘pasables’ pero se comió 4 por parte de Alemania, en una despedida inesperada y dolorosa.

Se excluyó a Maradona y se confió en Sergio Batista, cuyo único logro fue ganar la medalla de oro con la Sub 23 en las Olimpiadas de Pekín en 2008. Quedó fuera del Sudamerica Sub 20 de Venezuela en 2009 y pese a ello, fue elegido para dirigir a la Selección Mayor. Se tiró al fuego al decir que su equipo jugaría como Barcelona, pero ni sombra al equipo de Messi, Mascherano y Milito. Cedió a la presión popular al convocar a Carlos Tévez y se mareó al tener tantos delanteros, titulares en sus equipos, pues no supo en qué momentos recurrir a ellos durante la Copa.

Cosas del fútbol, el pedido del pueblo falló un penal en la dolorosa definición de cuartos de final.

Argentina se despidó por penales ante un agerrido Uruguay, que complicó el partido con el rápido gol del ‘Ruso’ Pérez. Messi jugó un buen partido, pero hubieron momentos en que el físico rindió cuentas. Argentina no se encontró nunca, no encontró la conexión necesaria con el mejor jugador del mundo, ni encontró espacios para poder desarrollar su fútbol.

Si Argentina fue un espejismo ¿Qué podemos decir de Brasil? Quisiera pensar que el ‘Scratch’ está pasando por un proceso de re-planteamiento tras el descalabro de Sudáfrica y la posterior salida de Dunga, responsable directo del adiós del Jogo Bonito clásico de Brasil. Hay nombres nuevos en este proceso de Mano Menezes como Neymar y Paulo Henrique Ganso, pero que aún no entienden que llevar la camiseta de la selección, no es llevar la camiseta del Santos. Pato estuvo desaparecido y ni hablar de Robinho.

Tomemos que Brasil inicia así su preparación al Mundial del 2014, sembrando muchas dudas y dejando a Mano Menezes una labor muy complicada, pero cada vez más me voy convenciendo que tendremos que despedirnos del Jogo Bonito, pues ya muchos le han tomado el pulso a Brasil, y prueba de ello es el debut que tuvo con Venezuela.

Perú vuelve a una semifinal tras 14 años

La otra cara de la moneda son Perú y Venezuela, equipos considerados en la previa como los ”tres puntos seguros”. Ambos equipo mostraron un fútbol rebelde, supieron frenar a equipos de prestigio en la Copa como Uruguay y Brasil y dejar fuera en cuartos a los mejores de la versión 2011 como Colombia y Chile.

Perú y Venezuela cerraron los últimos procesos eliminatorios en los últimos lugares y el resurgir de su fútbol no tenía una fecha fija. Esta Copa América es el punto de despegue para ambos. En el caso de Perú, la oportunidad de contar con Sergio Markarián se debe aprovechar al 100% (Leer aprovechemos a Markarián), mientras que en el caso de Venezuela, es el trabajo que se viene realizando desde hace muchos años, cuando Richard Páez dio inicio a un trabajo a largo plazo, cuyos resultados se vieron en la clasificación de la Sub 20 al Mundial de la categoría en 2009 y la actual campaña de la Copa América.

El fútbol da sorpresas, y felizmente, son gratas para el fútbol peruano (y también venezolano).


River 1 - 2 Lanús

Hace 10 años, River Plate era junto con Boca Juniors, el firme candidato a dominar los torneos cortos en el Fútbol Argentino y también, ser protagonista de la Copa Libertadores de América, certamen que el ‘Millonario’ supo ganar el dos oportunidades.

La historia de River Plate cuenta que el equipo de ‘Núñez’ es el más ganador en la historia de la Primera División de Argentina con 33 títulos, esa misma historia de la ‘Banda’ nos permite ver que fue la base del equipo argentino que fue campeón del mundo por primera vez en 1978.

Hablar de River Plate es hablar de Angel Labruna, Adolfo Pedernera, Amadeo Carrizo, Oscar Más, Norberto Alonso, Mario Kempes, Ubaldo Fillol, Américo Gallego, Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo hasta los últimos Javier Saviola y Andrés D’ Alessandro, en fin, una gama intensa de jugadores que aportaron con su calidad, para contruir una enorme pared llena de historia que se llama River Plate.

Hoy, parece que a River la historia le ha dado la espalda. Por primera ve en sus 110 años de vida, disputará dos partidos con Belgrano de Córdoba para definir mediante la promoción, su permanencia en Primera División o su descenso a la Primera B Nacional, un hecho inédito en la historia del Fútbol Argentino.

Estamos ante la semana más difícil en la historia del ‘Millonario’, pues estamos hablando de un equipo que desde el Apertura 2008, ha cumplido campañas decepcionantes. incluso quedando en el último lugar de la tabla de ese torneo Apertura y que tiene un punto trágico en el presente del equipo que dirige Juan José López: Disputar la promoción ante Belgrano, coincidencias del fútbol, equipo al que le conocen como la ‘B’.

El último sábado, River dependía de sí mismo para evitar jugar la Promoción, pero como sucedió en las últimas siete jornadas del Clausura, no supo ganar. En los últimos instantes, Díaz le dio a Lanús, un triunfo que silenció por completo al Estadio Monumental (y hasta ocasionó la muerte por infarto de un hincha que asistió al coloso de Núñez).

Hay varias razones para intentar explicar la caída al abismo de River. Así salve la eliminatoria ante Belgrano, el historial de River Plate quedará manchado para siempre con este suceso, inesperado para el hincha más ferviente, pero que se veía venir para quien analiza el fútbol, de acuerdo a su funcionamiento y a lo que a propuesto a lo largo del torneo.

Lamela y la desazón

Y todo parece que le dio la espalda a River, pues esperaba una derrota de Olimpo en cancha del descendido Quilmes. Pasó todo lo contrario, pues Olimpo ganó, se quitó toda la reponsabilidad de encima y presionó más aún a River, que no pudo superar a un Lanús, que por algo, peleó hasta el final por el título del Clausura.

River se mostró timorato, con mucha angustia y muy temeroso. Pesó poco el trabajo en la presidencia de Daniel Alberto Pasarella, en cuya gestión se contrató a jugadores acorde con la economía del club, que como se sabe, no pasa por su mejor etapa. Este River Plate está lejos, muy lejos de lo que fue RIVER PLATE y el hecho de pelear por no descender en una Promoción, habla del mal trabajo administrativo y deportivo en el glorioso equipo bonaerense, que practicamente, ha rifado su prestigio.

Prestigio nulo porque River es un club técnicamente quebrado, pues le deben al plantel dos años de primas y premios del campeonato por lo que no está en capacidad de formar un equipo de primer nivel en el futuro.

Este miércoles se jugará el primer partido en Córdoba y el domingo la revancha en Buenos Aires. River Plate jugará la Promoción con el enorme riesgo de ser el tercer grande en irse a la ‘B’ (San Lorenzo y Racing fueron los dos anteriores).  Un jugador, baje o se salve River, podrá escoger otro camino para seguir su carrera y podrá fácilmente olvidar esta temporada, pero en el hincha quedará el triste y amargo recuerdo de saber que su River Plate ha tocado fondo en sus más de 100 años de historia.


Gol y celebración

Las despedidas en el fútbol duelen, lastiman el sentimiento del hincha del fútbol, más aún si se trata de un jugador emblema, que marcó historia en su club y que supo ser protagonista de momentos importantes que merecen ser catalogados como ‘de película’.

Este domingo, se retira del fútbol profesional Martín Palermo, un hombre que supo convertirse en leyenda en la historia de Boca Juniors y protagonista de muchos hechos que siempre quedarán retratados en los mejores cuadros de ‘La Bombonera’ y también del fútbol argentina en general.

Fue Martín Palermo quien dijo por mucho tiempo que el oportunismo es una de las mejores virtudes de todo delantero. Juro que me es difícil dedicarle un post al ‘Titán’, pues no encuentro las palabras que tanto quiero para poder calificar a Martín, pues siento una mezcla de sentimientos encontrados al saber que cuando se inicie el próximo torneo Apertura, no habrá más Palermo quien grite los goles en la cancha de Boca, no habrá el ‘9’ que lucía con orgullo la cinta de capitán, no habrá ese histórico delantero que se daba el lujo de quebrar récords históricos tanto en Boca como en el fútbol argentino.

El primer recuerdo que se me viene de Palermo es su primer gol a River con camiseta de Boca… en el último partido de Maradona como profesional. Fue un gol a lo ‘Martín’, metiendo todo para inflar las redes del clásico rival, fue un gol polémico sí, pero gol al fin y al cabo y el inicio de un romance que este domingo, se convertirá en una leyenda, pues eso es lo que es Martín Palermo, una leyenda dentro del rico historial de Boca Juniors.

”No la rompió ni mucho menos, pero hizo enloquecer de alegría al Número Doce, metiendo el cabezazo del minuto 67 que penetró como una puñalada en el corazón de River. Tiene el biotipo del clásico punta Xeneize: va bien de arriba, hace sentir su indudable peso físico, muestra de una voluntad inquebrantable para buscar absolutamente todas las pelotas y luchar contra todos (como en la primera parte, cuando quedó solo contra la multitud de rivales que lo neutralizaron). Por si fuera poco bagaje para invadir la piel del fanático Xeneize, jugó su primer clásico y lo definió en la cancha de arriba, ésa que domina a la perfección. Para toda la alegría de su gente”

(Revista el Gráfico – 1997)

Martín y ese gol ante Grecia en el Mundial

Es Palermo aquel quien hizo emocionar a más de uno hasta las lágrimas con ese recordado gol a River en la Libertadores del 2000. Un Palermo que volvía al fútbol tras 6 o 7 meses de para por lesión y al primer balón que toca, anota un gol, quizás el más gritado en la historia de La Bombonera, para sentenciar el pase a las semifinales y humillar a un rendido River Plate.

Fue ese Palermo que venció a Real Madrid en la Copa Intercontinental del 2000 en Japón y le dio el título al equipo auriazul. Fue ese Palermo quien regresó en 2004 a casa tras su periplo por España y que en 2006, vivió uno de los momentos más duros de su vida, al perder a su hijo. Martín no se dejó llevar por el dolor, pidió jugar ante Banfield y marcó dos goles con la mirada puesta en el cielo. Martín es humano, Martín sufrió, Martín honró la memoria de su hijo… Martín siempre estuvo en todo.

Fue ese Palermo que sorprendió con ese gol de media cancha a Independiente en Avellaneda y despertó los elogios de Varsky, fue ese Palermo, el del gol de cabeza en la mitad de cancha a Vélez Sarsfield… y ese Palermo que anotó un gol a River… en su último superclásico.

Palermo, el emblema de Boca, el que supo volver a la Selección con 36 años, casi en el final de su carrera para darle con su gol a Perú bajo una lluvia inclemente, un gol esperanzador en la angustiosa clasificación de la Argentina a Sudáfrica 2010. Diego Maradona, a pesar de las críticas, lo llevó a la cita mundialista y en la fiesta grande del fútbol, Martín supo inscribir su cuota goleadora ente Grecia y celebrarlo como si fuese un juvenil que marca su primer gol en la profesional.

Ese es Martín Palermo, un hombre especial, tocado según Juan Pablo Varsky, por una varita mágica, es el jugador que desde este domingo, pasa a ser un mito. Gracias Martín, por tantas tardes de domingo que llenaron de gloria a Boca Juniors, por todo el sacrificio para llegar a ganarse un nombre en el fútbol.

”Contar con un goleador como vos, además de otro que desbordaba al nivel de Guillermo y otro que construía y distribuía como Román, significaba que más de la mitad del trabajo que tenía que hacer para armar el equipo ya estaba hecho. Bendito ‘98 que nos juntamos todos en el lugar indicado y en el momento justo, para cumplir nuestros sueños más preciados como componentes de un grupo con apetito de triunfos. Futbolísticamente pienso que esos momentos tuyos fueron irrepetibles, porque te consolidaste como goleador ante todos los que dudaban y cuestionaban tus cualidades de definidor”. (Carlos Bianchi)


Lionel Messi

Recuerdo que previo al Mundial de Sudáfrica y posterior a ello, la incertidumbre pasaba por saber si Lionel Messi iba a dar el despegue definitivo en la Selección Argentina, pues hasta ese momento, se le criticaba que en el equipo albiceleste no rendía como en el Barcelona.

Han pasado casi ocho meses desde la cita en Sudáfrica, y en el nuevo proceso encabezado por Sergio Batista, Messi es la figura que la albiceleste espera desde hace mucho tiempo. Es el jugador distinto de la Argentina, el que por fin se pone al equipo al hombro y es capaz de resolver en el último minuto un partido que puede darse por empatado o perdido, tal y como sucedió en los últimos choques amistosos de Argentina ante Brasil y Portugal respectivamente. En ambas oportunidades, Messi apareció en los últimos instantes del partido para definir el choque en favor de los argentinos.

Para que Messi sea Messi en la Argentina, primero debe quitarse toda esa presión que hay sobre las odiosas comparaciones con Diego Maradona. Si bien el ‘Pelusa’ marcó una época en los 80 y 90, Messi está en camino para ser incluso mejor que el D10S, y para ello, debe de consolidarse como el jugador distinto en la Selección. Maradona tuvo su época, pero no siempre los argentinos deben vivir del recuerdo del ‘Pelusa’. Hoy la realidad es Messi, y si se le deja jugar tranquilo, puede ser el estandarte de la Argentina de cara a lo que se viene.

Argentina lo necesita y él a la afición

Pero no olvidemos que Argentina no es el Barcelona. En la Selección no hay un Xavi o un Iniesta que trabajen en sociedad con Messi. No hay un David Villa para que sea el socio ideal de la ‘Pulga’. Considero que a partir de hoy, el ‘Checho’ Batista debe de elaborar un sistema de juego para Messi, que juegue al ritmo de él, tal y como sucede en Barcelona. Hoy por hoy, Leo es el jugador que para Batista, va a quedar los 90 minutos en la cancha, lo que conocemos como un ‘Messi y 10 +”.

Messi ha sido la figura en los primeros partidos de la era Batista. En la goleada a España, brilló en el triunfo sobre el flamante campeón del mundo, abriendo el 4-1 con que Argentina inició la reconciliación con su afición. Posteriormente, un triunfo sobre Brasil se goza más si se consigue en el último minuto y con un gol del mejor jugador del planeta, llamado a ser el nuevo emperador del fútbol y quizás, el mejor de la historia.

Ayer, ante Portugal se vivía el morbo del duelo Messi – Cristiano Ronaldo. No quiero ser aguafiestas, pero hoy Messi es superior a CR7 y al resto de jugadores, y podría decir que esa hegemonía no se detendrá. Lionel Messi aún nos da lecciones de que el fútbol aún se puede jugar como tal, que la habilidad siempre será la principal arma para escapar de la marca y llegar al gol, sino que lo diga el Arsenal que lo padeció con cuatro goles en el Camp Nou en la última Champions League

Mi padre y mi tío siempre me hablan de Pelé, Di Stéfano, Cruyff, Maradona o Platiní. Yo no me resiento por no haberlos visto, porque podría responder que he visto a los dos últimos poetas del balón: Zinedine Zidane y Lionel Messi. Y quienes lo critiquen, ya saben a dónde deben irse sus palabras. Tarde o temprano, Leo le dará a la Argentina el triunfo que tanto necesitan.


Funes Mori y el golpe a Perú

Si nos transformamos en médicos por unos instantes, tratemos de buscarle un diagnóstico al mal que padece el Fútbol Peruano, en lo que respecta a menores. ¿Falta de carácter, actitud o experiencia? ¿Errores técnicos? ¿Cuál es el cáncer que aqueja a nuestros representativos juveniles, que año a año, cumple papeles decepcionantes en los torneos Sudamericanos.

En el fútbol de nuestros días, el jugar bien no te garantiza el triunfo. Para ganar, hay que concretar, así se anote un gol en el minuto 1 del partido y nos cerremos en defensa en los 89 restantes.

Sucedió eso ayer en Arequipa. En los 90 minutos, Perú propuso más que la Argentina, pero no concretó. Se sabe pues que los albicelestes padecen cuando juegan en altura, situación que no fue bien aprovechada por los nuestros. Ahora, si somos un poco más críticos y melosos en el comentario, podemos decir que Argentina ganó con dos errores imperdonables de la defensa peruana. El Primero, con una falsa salida de Ulloa ante la embestida de Funes Mori y el segundo, un Bruno Zuculini que tuvo tiempo hasta para tomarse un café para matar todas las ilusiones peruanas.

No me gusta enfilar críticas contra uno u otro jugador, pero no tener seguridad en el arco es un riesgo tan peligroso como el de jugar con un pirotécnico. Ulloa, pese a tener algunas participaciones buenas en el primer partido ante Chile, no garantiza tranquilidad con acciones como las del primer gol chileno y argentino. Ayer, Daniel Peredo en su programa nocturno en CMD, sugirió que en el nuevo Torneo de Reservas, se juegue de manera obligatoria con un arquero Sub 20 durante el certamen, propuesta compartida por este servidor, para que así, gane más experiencia y un torneo Sudamericano no lo tome de sorpresa, como sucedió con Ulloa en estos partidos. Como digo, no acostumbro a echarle la culpa a tal o cual jugador, pero son experiencias que a Ulloa le servirán si quiere ser un arquero a tomar en cuenta a futuro.

Disputadas dos jornadas del Sub 20, Perú suma CERO (0) puntos. Habrá algún hincha que saqué a relucir el peruanismo ‘matemáticamente’ y que crea que con seis puntos, podremos tentar como mínimo el tercer lugar del grupo, lo que daría el pase al hexagonal final. Ayer, Gilda Delgado comentaba en Twitter que no cree que Perú clasifique a la segunda fase, y si lo hace, sería más por suerte o esfuerzo, pero no porque estemos realmente preparados. Algo bien cierto, pues por lo que se mostró en estas jornadas, al equipo le falta mucho para ser como tal y tendríamos que apelar a un golpe de suerte para derrotar a Uruguay y Venezuela, y esperar que ambos (y Chile) no sumen de a tres en sus presentaciones.

¿Cómo salir de este hoyo? ¿Cuándo tendremos una Sub 20 competitiva? Tenemos en este equipo a un Christian Cueva campeón con la San Martín, un André Carrillo que es la promesa de Alianza Lima a futuro y un Callens que se está consagrando en Sport Boys. ¿Qué sucede? ¿Cuál o quién es el problema?

El verso de Ferrín sugiere que jugamos bien, pero que ésta es nuestra realidad. Ferrín tiene seis meses de trabajo con la Sub 20 y en ese lapso de tiempo, practicamente no se consigue nada. Trabajar con menores requiere realizar un seguimiento a jugadores que hoy bordean entre 13 y 15 años, evaluar su crecimiento futbolístico para así prepararlos futbolísticamente y mentalmente (algo que carecemos en nuestro país). Sino, miremos nomás el ejemplo de Ecuador, que en 1996 o 1998, empezó a trabajar con sus fuerzas básicas y el premio fue clasificar a un Mundial Juvenil en Argentina 2001 y dos Mundiales de Mayores en Corea-Japón 2002 y Alemania 2006. No esperemos a que Venezuela nos supere en menores, pues ya tienen una participación en Mundial Sub 20 en 2009 y prepara un trabajo generaciones importante de cara al futuro.

El Fútbol Peruano de Menores se sigue ahogando en un mar cada vez más profundo, y del cual se nos hace complicado salir. No tenemos respuestas en nuestros dirigentes (para variar) y cada entrenador que asume el cargo inventa una disculpa nueva cada proceso… No hay un Descentralizado cuyas bases obligen a jugar con un mínimo de futbolistas Sub 20 al menos en el Torneo de Reservas y lo peor de todo, hay clubes que prefieren traer jugadores extranjeros en el ocaso de su carrera en lugar de apostar por sus canteras, lo que dice que cada equipo, pierde año a año su identidad al no aportar por jugadores de la casa.

¿Existen soluciones para evitar más descalabros?