Posts etiquetados ‘Franco Navarro’


Hace un par de semanas culminó el Campeonato Descentralizado 2010, que dejó como campeón nacional a la Universidad San Martín de Porres, a León de Huánuco como subcampeón (y revelación).

Ambos equipos, sumados a Alianza Lima, representarán al Perú en la próxima edición de la Copa Libertadores de América. Universitario de Deportes, Juan Aurich y Universidad César Vallejo, tomarán parte de la Copa Sudamericana 2011. Finalmente, José Gálvez de Chimbote y Total Chalaco fueron los equipos que perdieron la categoría.

Desde esta ventana, deseo realizar un recuento dinámico de lo que nos dejó la presente edición del Descentralizado:

El equipo: La Universidad San Martín de Porres obtuvo su tercer título en seis años de existencia, una cifra espectacular para un equipo que poco a poco se ha ido consolidando como una de las instituciones mejor organizadas del Fútbol Peruano. Contrató a un técnico con experiencia como Aníbal Ruíz y depositó sus esperanzas de ataque en tres argentinos que la rompieron: Pablo Vitti, German Alemanno y Hebert Arriola.

El equipo revelación: Tras 15 años lejos de las primeras planas, León de Huánuco regresó a la Primera División de manera brillante. Paso a paso y con un trabajo paciente, el equipo crema consolidó su mejor actuación en el fútbol profesional, con un subcampeonato que quedará grabado en la memoria de cada huanuqueño que alentó a su equipo esta temporada.

El mejor jugador: Queda complicada esta elección, pero me quedo con Gustavo Rodas. El argentino despegó por fin en Huánuco y fue artífice (junto a Luis Perea) del sorpresivo despegue del León. Un jugador con una habilidad increíble y que ahora llevará su talento al Deportivo Quito de Ecuador.

El técnico: Es igual de complicada que la categoría anterior. El ‘Maño’ Ruíz fue el guía de los albos, pero Franco Navarro también tiene derecho a llevarse todos los honores, más aún con la decisión de dejar fuera de la segunda final a Gustavo Rodas (ver El Bochorno)

El goleador: Con 24 goles, el argentino Hébert Arriola se consolidó como líder de la tabla de goleadores, seguido por Luis Perea con 23. Da la casualidad que son jugadores extranjeros quienes han quedado como máximos artilleros de la temporada.

El año de los arqueros: Fue un año en que los arqueros fueron protagonistas, y es complicado destacar a uno. Daniel Ferreyra tuvo un año espectacular en José Gálvez, pese al descenso del equipo chimbotano. Salomón Libman se adueñó del arco de Alianza Lima en la temporada, merced a su buen nivel en la Copa Libertadores. Raúl Fernández mostró la solvencia que lo caracteriza en Universitario y Erick Delgado tuvo un buen año en su regreso al arco de Sporting Cristal. Otro reconocimiento para Leao Butrón, quien por lesión, no pudo atajar en la final por la Universidad San Martín.

Las apariciones: Este año, se mostraron jugadores que en un futuro, serán figuras importantes en el Descentralizado e incluso Selección: Christian Cueva (San Martín), André Carrillo (Alianza Lima) y Víctor Peña (León).

El mejor gol: El anotado por Luis Advíncula en Ayacucho ante Inti Gas. Haciendo honor a su apodo ‘Usain Bolt’, el volante cervecero llevó el balón desde su área y a punta de velocidad, se instaló en área ayacuchana para dejar fuera en el camino con facilidad al meta Anzola y sellar un triunfo que fue un auténtico oxígeno para el equipo del ‘Chino’ Rivera.

La Decepción: La participación de los tres grandes del Fútbol Peruano. Tanto Alianza Lima, Universitario y Sporting Cristal, tuvieron una irregular temporada pese al equipo competitivo con el que habían iniciado el año. Los blanquiazules se debieron conformarse con jugar la fase previa de la Libertadores, los cremas con la Copa Sudamericana, mientras que los rimenses, nuevamente, se quedaron sin torneo internacional.

El Bochorno: El ‘perdón’ de la Comisión de Justicia de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional a Gustavo Rodas tras su expulsión en la primera final en Huánuco. Desnudó la inoperancia de los dirigentes de nuestro fútbol que para variar, mostraron su incapacidad al momento de tomar decisiones.

El Bochorno II: El año dirigencial, haciendo referencia el abandono por parte de Juvenal Silva al plantel de Cienciano durante todo el año. Una situación que no tiene nombre y que debe derivar en la salida del también congresista de la institución. No sólo fue ‘Juveco’ sino también los directivos de Gálvez y Total Chalaco demostraron total irresponsabilidad para con sus clubes, que entrenaron en canchitas sintéticas de la Costa Verde (CC) o llegaron al estadio en taxi (TCh).

El Bochorno III: Los líos dirigenciales en Universitario de Deportes y Alianza Lima. En Ate, no se sabía quién era presidente, y eso fue la causa de la decepcionante campaña crema. Fue tan dura la crisis dirigencial que en un año trabajaron con tres entrenadores: Reynoso, Capitano y Del Solar. Mientras que en tienda victoriana, Guillermo Alarcón cerró un año en medio de críticas a su labor, pues es cuestionado no sólo por la oposición, sino por los propios hinchas que muchas veces se mostraron en desacuerdo con sus decisiones.

El equipo ideal: Ferreyra (JG); Galliquio (U), Fleitas (AL), Ramos (SM), Peña (LH), Hinostroza (SM), R. Torres (U), Vitti (SM), Rodas (LH); Arriola (SM) y Perea (LH).

El árbitro: De lo peorcito se puede rescatar a Víctor Hugo Carrillo, que cerró la temporada dirigiendo en el Mundial de Clubes.

Las frases del 2010:

‘’Tengo hambre’’ (Luis Guadalupe)
‘’Tócame que soy realidad” (Reimond Manco)
‘’Quizás Dios no quiera que yo salga campeón nunca’’ (Franco Navarro)
‘’Hablé con Diego Forlán y vendrá a jugar a la U’’ (José del Solar)
‘’A mis detractores yo les respondo con obras’’ (Guillermo Alarcón)
”Yo no se si hablo alemán o ustedes (la prensa) no entienden” (Juan Reynoso)
”Lo único que me preocupa es lo que está haciendo mi mujer ahorita en Montevideo” (Carlos Manta – ex DT de Melgar)
”La pregunta suya es mediocre” (Otra vez Manta)
”Cuando pierdo soy yo quien hablo… cuando gano hablan los jugadores” (Manta nuevamente)
”Todavía te pones guapo!!” (Wilmar Valencia)


Franco Navarro

El fútbol peruano tiene un nuevo campeón. La Universidad San Martín de Porres obtuvo el tercer título de su historia al vencer con un global de 3-2 al León de Huánuco en la final del Campeonato Descentralizado.

Tenía pensado iniciar hablando de la enorme campaña del equipo santo, pero debo hacer un giro de 180 grados y aplaudir a Franco Navarro. En él, primó más la ética que el fútbol y respetó la tarjeta roja que recayó sobre Gustavo Rodas, antes de alinearlo tras la habilitación de la ‘Comisión de Justicia’.

Personalmente, me une un lazo afectivo con Huánuco, pues mi sangre es huanuqueña y la habilitación a Rodas me hizo pensar en que el título era posible para el equipo crema. Pero también pensé que no era lo correcto y que dentro de los códigos íntimos que hay en el fútbol, el argentino no debía alinear ayer en el ‘Monumental’. Franco Navarro, un entrenador correcto y mejor persona, decidió darle un ‘cachetada’ a esa impresentable Comisión de Justicia y se la jugó por presentarse ante la San Martín sin su jugador estrella, el guiá en el camino de León hacia la final y la Copa Libertadores. El ‘Pepón’ Navarro nos enseñó que en el Perú, quedan pocas personas honradas, decentes, y que le da más importancia a la razón que al beneficio, en este caso, futbolístico.

Con la decisión de Navarro, la CJ debe de presentar su carta de renuncia en el acto. Escuchaba al ex árbitro Gilberto Hidalgo que Don Pedro Falcón, un símbolo del arbitraje peruano, dijo en su momento que ”El cáncer del Fútbol Peruano es la Comisión de Justicia”. Y es verdad, pues lo que hicieron estos tipos, realmente no se ha visto en el mundo. ¿Porqué decidieron perdonar a Gustavo Rodas? ¿Qué pensaron al momento de borrar su suspensión? El propio volante aceptó haber caído en indisciplina en el partido disputado en Huánuco… Con la versión de Rodas ¿Era necesario el perdón por parte de esta mal llamada comisión? ¿Saben que en el fútbol existe la Tarjeta Roja? ¿No tienen respeto por la labor del árbitro del partido?

Dejando de lado la barbaridad de la Comisión de Justicia, pasemos al fútbol. Universidad San Martín cerró con todos los honores un campeonato dominado de principio a fin. Una prueba más de que con un trabajo serio y con mucho perfil bajo (Ojo Alarcón) se pueden lograr cosas importantes. En seis años de existencia, el equipo albo ha sido campeón en tres oportunidades y ya se está acostumbrando a ganar, a pelear arriba con un equipo que cuenta con jugadores experimentados jóvenes y extranjeros que si marcan la diferencia (con la excepción de un tal Brian Rodríguez).

Vitti - Alemanno

La Universidad San Martín ha sabido ser superior al resto de equipo durante la temporada. El éxito reposa en la sapiencia de un experimentado entrenador como el ‘Maño’ Aníbal Ruíz, un estratega que llegó faltando días para el inicio del Descentralizado y que supo transmitir su mensaje a los jugadores, los mismos que han alcanzado un nivel superior al resto de equipos en los 46 partidos del año.

Dentro de esos jugadores, es preciso destacar al tridente ofensivo integrado por Héber Arriola (24), Germán Alemanno (18) y Pablo Vitti (12). A ellos se le suma el experimentado Pedro García (10), y entre los cuatro anotaron 64 de los 87 goles anotados durante la campaña. Una cifra importante para un equipo que acumuló 92 puntos, a once de diferencia de León de Huánuco, el subcampeón.

Considero que la San Martín ganó el título en el partido de ida disputado en Huánuco. Aprovechó la demora en los cambios por parte de Franco Navarro y el cansancio de jugadores como Carlos Zegarra y Luis Perea para anotar el tanto del empate en los pies de Germán Alemanno. Pesó más el oficio de un equipo sólido y con jugadores importantes en la banca de suplentes, algo que no tuvo León de Huánuco en la final. Jugar una final no era lo mismo que jugar una Liguilla y eso, pesó en ambos partidos. Pero no quiero dejar de reconocer la labor de Franco Navarro al frente del equipo huanuqueño…

Decía Daniel Peredo en su programa de TV en cable, que si otro técnico agarra este León, no lo lleva a la final como lo hizo Navarro. El ‘Pepón’ supo juntar la experiencia de Guadalupe, Ferrari, Zegarra y Flores, con la frescura de Peña y Chávez. Un gran acierto de Franco fueron las contrataciones de Gustavo Rodas y Luis Perea, pilares del León 2010 y que sellaron una temporada inolvidable. No hay que olvidar tampoco la confianza que tuvo Navarro en Calheira, resistido en su paso por la U, pero que recobró la memoria goleadora con otra camiseta crema.

San Martín y León de Huánuco disputaron una final que de por sí, era totalmente inesperada, teniendo en cuenta que el Universitario campeón 2009 mantenía su misma base y que Alianza Lima trasladaría lo hecho en la Libertadores al torneo local. Albos y cremas, con justicia, se consagraron como los mejores de la temporada, que estuvo llena de momentos emotivos, pero también de momentos amargos como el abandono de los dirigentes a Cienciano, Total Chalaco y José Gálvez, los líos dirigenciales en Alianza y Universitario y lo último de la Comisión de Justicia. Queda por esperar la temporada 2011, y esperamos que San Martín limpie su imagen tras el horror de la Sudamericana, León de Huánuco cumpla un papel digno y que Alianza y Universitario borren el pobre 2010.

Y para cerrar, una frase de Franco Navarro, que quedará en la posteridad: ”Quizás nunca vaya a salir campeón, pero mi trabajo siempre lo haré con dignidad”.