Posts etiquetados ‘River Plate’


You Tube es el colchón de la gente para ganar notoriedad a través de la tecnología. Sabemos bien que el descenso de River Plate a la Primera B Nacional, ha generado un enorme número de reacciones por parte de jugadores, dirigentes e hinchas.

Precisamente los hinchas tuvieron reacciones distintas. Unos lloraron, otros fueron protagonistas de hechos vandálicos, uno lamentablemente se suicidó, pero hay un seguidor que vivió (al menos el partido de ida con Belgrano) con un estilo peculiar, llamese fanatismo o desesperación.

Se llama Santiago Pasman, pero le dicen ‘Tano’. Es un ‘hombre pacífico’ que se olvidó de ese adjetivo para dar rienda suelta a sus sentimientos al ver a River tocar fondo hace un par de semanas:

“¡¿Quién hizo ese penal pelotudo? ¡Román: sos un forroooo!”, “¡Ay, Dios mío! ¡Demos tres pases seguiditos, tres pases te pido! ¡No te pido 28 pases seguidos como el Barcelona, te pido tres!”, “¡Noooo! ¡Nooooo! ¡Estamos en la B! ¡Estamos en la B! (pausa)”!”

Digamos que ese pequeño extracto es lo más ‘suave’ que se le escuchó decir al Tano, quien en casi siete minutos lanzó una enorme cantidad de improperios (siete minutos de video, pues no imaginamos los 90 minutos) contra los jugadores, comando técnico y dirigentes de River Plate.

El ‘Tano’ Pasman se dedica al comercio. Tiene 52 años y es un amante de su familia y disfruta hablar de fútbol con sus amigos. Le tocó pedir disculpas a los jugadores de River Plate por todos los insultos que lanzó, en especial al paraguayo Adalberto Román, uno de los jugadores más criticados en los partidos de promoción ante Belgrano de Córdoba.

“Todos los partidos los vivo así; al que le gusta el fútbol sabe que es inevitable, incontrolable… A River lo llevo en el corazón, qué voy a hacerle”, comentó Pasman.

Si así fue el partido de ida, no imaginamos la reacción de este apasionado hincha de River Plate, la triste jornada que marcó la despedida de la Primera A del equipo ‘millonario’ en el estadio Monumental.

Seamos sinceros ¿los peruanos vivimos así un partido de nuestros equipos?

Anuncios

River Plate

A propósito del descenso de River Plate a la Primera B Nacional en la Argentina, recordemos que otros equipos de los denominados ‘grandes’ tuvieron que vivir el peor de los escenarios que puede haber en el fútbol.

En Italia, dos equipos históricos y de los más representativos en Europa sintieron la tristeza de irse a la Serie B: AC Milán y Juventus. En el caso del ‘Bianconero’, el más ganador de la Serie A con 27 títulos, fue condenado en el 2006 al descenso, no por razones futbolísticas, sino por casos de corrupción en varios partidos.

A la Juventus le quitaron dos trofeos de Liga y le descontaron un buen porcentaje de puntos al inicio de la Serie B. La amrgura le duró apenas una temporada, pues al año siguiente, regresó a Primera como campeón, tras lograr 27 triunfos en 39 presentaciones y sólo dos derrotas.

En el caso del Milán, cuando culminó la temporada 1979/80, el presidente Felice Colombo y el arquero Enrico Albertosi fueron sentenciados como culpables y de por vida en sus actividades, pues estuvieron involucrados en el ”Totonero”, una situación ilítica que obligó a una sanción ejemplar para el “Rossonero”. En la B sólo estuvo un año, pues retornó siendo el mejor de todos.

No fue el único descenso del Milán. En la temporada 1981/1982, tras una muy mala performance deportiva perdió la categoría. Pudo subir nuevamente siendo campeón al año posterior.

En España, el 07 de Mayo del 2000 es un día olvidable y amargo para los hinchas del Atlético de Madrid. El ‘Colchonero’ cumplió una horrenda campaña, regresando dos años después, el 28 de Abril del 2002, con Luis Aragonés como entrenador y el portero argentino Germán Burgos como una de sus principales figuras.

También en España, el Deportivo La Coruña supo ganar la Liga, ofrecer buenos partidos en la Champions League e incluso, le ganó la Copa Del Rey al Real Madrid en el propio Santiago Bernabéu y en el Centenario del equipo merengue. Lamentablemente, esta temporada marcó el descenso del equipo gallego a la Liga Adelante.

Juventus celebrando el regreso a la Serie A

En Inglaterra, el hoy todopoderoso Manchester United fue golpeado por la mayor se sus tragedias futbolísticas. Bajó en 1922, (subió en el ´25) y en 1931 (volvió en el ´36). En 1974 descendió nuevamente debido a malos resultados en la temporada, siendo enviado a la Premiership por su eterno rival: Manchester City. Regresó a la campaña siguiente y en adelante no bajó más.

Otro grande de Inglaterra, el Liverpool, experimentó el descenso en 1954 y hasta 1962 no logró ascender nuevamente. Estuvo ocho años bajo las sombras.

En Brasil se dieron muchos casos en que tres grandes perdieron la categoría en diferentes épocas. Palmeiras había sido semifinalista de la Copa Libertadores en 2001, y fue ahí donde empezó su calvario. En 2002 no pudo evitar la tristeza del primer y único descenso de su vida. En 2003 fue campeón y volvió inmediatamente a su sitio.

El Corinthians, uno de los clubes con mayor cantidad de hinchas en el mundo, fue campeón del Brasileirao en el 2005. Alberto Dualib, ex presidente, fue acusado de malversación de fondos y dejó en llamas a la entidad, que terminaría yéndose en diciembre de 2007. El año posterior fue campeón y asumió el retorno rápido.

Fluminense pasó por lo mismo en 1996 y la desgracia no solo fue futbolística. Se le encontró culpable por irregularidades y corrupción y fue mandado a la Serie C en 1998. El club se recuperó en los últimos años, ganó el Brasileirao 2010, y fue subcampeón de la Libertadores y Sudamericana.

Y en Argentina, River Plate no ha sido el único club grande en perder la categoría. San Lorenzo la perdió en 1981 en cancha de Ferrocarril Oeste. El ‘Cuadro de Boedo’ perdió 1-0 con Argentinos Juniors y perdió la categoría, aunque su estadía en la B Nacional duró apenas un año. Por su parte, Racing Club bajó en 1983, ya cuando estaba instaurado el sistema de los promedio. En 1985, con Alfio Basile como DT, consiguió volver a la Primera A.


El Fútbol le dio un duro castigo a River Plate, solo el fútbol podría decidir la salvación o no de uno de los clubes más representativos del fútbol argentino.

River Plate 1 – 1 Belgrano. El descenso tan temido por los hinchas del equipo de Núñez, se terminó por consumar en una jornada atípica en toda la etapa del profesionalismo del balompié  argentino.

No es el momento para buscar responsables, hoy, lo necesario es que el estado de calma regrese a Buenos Aires tras los incidentes protagonizados por los hinchas en las calles aledañas al Monumental. Se entiende la desazón pero no se justifica la violencia en lo absoluto.

No hay mucho por decir, River debe bregar mucho para recuperar el sitio que se merece en el fútbol argentino y esa pelea debe darse desde la interna, reordenar la administración y tomar las mejores decisiones. Su ausencia en Primera División se hará sentir.


River 1 - 2 Lanús

Hace 10 años, River Plate era junto con Boca Juniors, el firme candidato a dominar los torneos cortos en el Fútbol Argentino y también, ser protagonista de la Copa Libertadores de América, certamen que el ‘Millonario’ supo ganar el dos oportunidades.

La historia de River Plate cuenta que el equipo de ‘Núñez’ es el más ganador en la historia de la Primera División de Argentina con 33 títulos, esa misma historia de la ‘Banda’ nos permite ver que fue la base del equipo argentino que fue campeón del mundo por primera vez en 1978.

Hablar de River Plate es hablar de Angel Labruna, Adolfo Pedernera, Amadeo Carrizo, Oscar Más, Norberto Alonso, Mario Kempes, Ubaldo Fillol, Américo Gallego, Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo hasta los últimos Javier Saviola y Andrés D’ Alessandro, en fin, una gama intensa de jugadores que aportaron con su calidad, para contruir una enorme pared llena de historia que se llama River Plate.

Hoy, parece que a River la historia le ha dado la espalda. Por primera ve en sus 110 años de vida, disputará dos partidos con Belgrano de Córdoba para definir mediante la promoción, su permanencia en Primera División o su descenso a la Primera B Nacional, un hecho inédito en la historia del Fútbol Argentino.

Estamos ante la semana más difícil en la historia del ‘Millonario’, pues estamos hablando de un equipo que desde el Apertura 2008, ha cumplido campañas decepcionantes. incluso quedando en el último lugar de la tabla de ese torneo Apertura y que tiene un punto trágico en el presente del equipo que dirige Juan José López: Disputar la promoción ante Belgrano, coincidencias del fútbol, equipo al que le conocen como la ‘B’.

El último sábado, River dependía de sí mismo para evitar jugar la Promoción, pero como sucedió en las últimas siete jornadas del Clausura, no supo ganar. En los últimos instantes, Díaz le dio a Lanús, un triunfo que silenció por completo al Estadio Monumental (y hasta ocasionó la muerte por infarto de un hincha que asistió al coloso de Núñez).

Hay varias razones para intentar explicar la caída al abismo de River. Así salve la eliminatoria ante Belgrano, el historial de River Plate quedará manchado para siempre con este suceso, inesperado para el hincha más ferviente, pero que se veía venir para quien analiza el fútbol, de acuerdo a su funcionamiento y a lo que a propuesto a lo largo del torneo.

Lamela y la desazón

Y todo parece que le dio la espalda a River, pues esperaba una derrota de Olimpo en cancha del descendido Quilmes. Pasó todo lo contrario, pues Olimpo ganó, se quitó toda la reponsabilidad de encima y presionó más aún a River, que no pudo superar a un Lanús, que por algo, peleó hasta el final por el título del Clausura.

River se mostró timorato, con mucha angustia y muy temeroso. Pesó poco el trabajo en la presidencia de Daniel Alberto Pasarella, en cuya gestión se contrató a jugadores acorde con la economía del club, que como se sabe, no pasa por su mejor etapa. Este River Plate está lejos, muy lejos de lo que fue RIVER PLATE y el hecho de pelear por no descender en una Promoción, habla del mal trabajo administrativo y deportivo en el glorioso equipo bonaerense, que practicamente, ha rifado su prestigio.

Prestigio nulo porque River es un club técnicamente quebrado, pues le deben al plantel dos años de primas y premios del campeonato por lo que no está en capacidad de formar un equipo de primer nivel en el futuro.

Este miércoles se jugará el primer partido en Córdoba y el domingo la revancha en Buenos Aires. River Plate jugará la Promoción con el enorme riesgo de ser el tercer grande en irse a la ‘B’ (San Lorenzo y Racing fueron los dos anteriores).  Un jugador, baje o se salve River, podrá escoger otro camino para seguir su carrera y podrá fácilmente olvidar esta temporada, pero en el hincha quedará el triste y amargo recuerdo de saber que su River Plate ha tocado fondo en sus más de 100 años de historia.



Boca - River

Es uno de los clásicos más apasionantes del fútbol argentino, sea en La Bombonera o en el Monumental de Núñez. El duelo entre Boca Juniors y River Plate paraliza a gran parte del continente pues son los protagonistas del denominado ”Superclásico del Fútbol Argentino”.

El duelo entre Boca y River llama la atención de grandes masas no sólo en la Argentina sino en muchos países del mundo, y es reconocido por muchas personas como la pasión mejor expresada por parte de los aficionados antes, durante y después del partido. Es tan atrapante este partido que incluso el diario The Observer, ubicó al clásico entre los 50 espectáculos deportivos que hay que ver antes de morir y el medio The Sun, calificó que este partido, cuando se juega en ‘La Bombonera’ es la “experiencia deportiva más intensa del mundo”.

La rivalidad entre Boca Juniors y River Plate comenzó a principios del siglo XX cuando ambos clubes compartían el barrio de la Ribera. Ambos equipos han sobrevivido a numerosos capítulos que quedaron grabados en los mejores libros de la historia del deporte argentino.

Boca y River nacieron en La Boca, tradicional barrio porteño de Buenos Aires. Ambos equipos fueron haciendose grandes poco a poco entre muchas dificultades para sobrevivir al paso de los años.

El primer enfrentamiento entre ambos equipos se dio el 02 de Agosto de 1908 en la cancha de Dársena Sur. cancha de propiedad de Boca. En triunfo fue para el Xeneize por 2-1.

Han habido partidos memorables entre ambos equipos, Uno de ellos se dió en el campeonato de 1962. Boca llegaba puntero y River con chances de alcanzarlo. Boca se adelantó a través de Paulo Valentím, y a cinco minutos del final, el arquero de Boca Antonio Roma le atajó un penal a Delem con un claro adelanto de su zona.Tras las protestas inútiles de los riverplatenses, el árbitro del partido Carlos Nai Foino les soltó una frase que hoy en día es una máxima del fútbol: “penal bien pateado, es gol”. Boca se consagró campeón a la fecha siguiente.

Los hinchas de Boca no olvidan el primer clásico de Diego Armando Maradona, Se dio el 10 de Abril de 1981 en ‘La Bombonera’ Bajo una noche de lluvia, el ‘Pelusa’ marcó uno de los mejores goles en la historia del superclásico, pues durmió el balón en área chica, dejó desparramado a Ubaldo Fillo y humilló a Tarantini para decretar un inolvidable 3-0 para el campeón del Metropolitano 1981.

El 24 de Mayo del 2000, por los cuartos de final de la Copa Libertadores, Boca derrotó 3-0 a River en ‘La Bombonera’. El tercer gol despertó el delirio de los hinchas pues lo anotó Martón Palermo. quien volvió a jugar luego de seis meses tras una rotura de ligamentos de la rodilla. Ese partido marcó el camino del Xeneize hacia el título continental.

El clásico que podría ser el más recordado por todos, no sólo por el resultado, sino por haber estado cargado de datos que quedarán en la historia, por su significancia y por su emotivo desenlace, se dio en las semifinales de la Copa Libertadores 2004. Tras el 1-0 a favor de Boca en la ida, se afrontó el partido de vuelta en Núñez sin presencia de público visitante. River ganó 2-1 en el último minuto y mandó la definició a penales. Boca, gracias al Pato Abbondanzieri se quedó con la llave al atajarle el penal a Maxi López.

Los hinchas de River Plate, no olvidan aquellos goles del ‘Beto’ Alonso con el balón naranja en La Bombonera. Aquella vez, el 06 de Abril de 1986, River Plate le sacó lustre al título de campeón logrado la fecha anterior, dando incluso la vuelta olímpica en terreno del eterno rival antes de iniciarse el partido.

En 1987, River remontó un partido memorable en El Monumental. Boca se puso 2-0 a favor tras un penal fallado por Omar Palma. En el segundo tiempo, increiblemente le dio vuelta con goles del propio Palma y el uruguayo Da Silva, autor de dos goles. Al final del partido, Boca pudo empatar, pero Jorge Comas erró al mandar el balón a la tribuna, desatando la euforia entre los hinchas ‘millonarios’

El 11 de diciembre de 1994, River, dirigido por Américo Gallego y que se consagraría como campeón invicto, se dio el gusto de darle a Boca uno de las mayores exhibiciones de la historia en la Bombonera derrotándolo por 3-0 con goles de Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Enzo Francescoli.

El 10 de marzo del 2002, River volvió a ganar en la Bombonera luego de 8 años sin triunfos como visitante. Con Ramón Díaz como director técnico, el conjunto de Núñez venció sin problemas 3-0 con una recordada “vaselina” del lateral izquierdo Ricardo Rojas y sacó una ventaja decisiva sobre Boca para el resto del torneo.

Estadísticas entre ambos equipos:

Motivo PJ GB E GR GolB GolR
Torneos Locales 187 68 57 62 257 246
Copa Libertadores 22 10 6 6 28 18
Supercopa 2 0 2 0 1 1
Copa Centenario 2 0 1 1 0 1
TOTALES 213 78 66 69 286 266

Leyenda:

PJ: partidos jugados
GR: ganador River
GB: ganador Boca
E: empate
GolR: goles de River
GolB: goles de Boca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Plantel campeón de la Copa Sudamericana

Estadio Monumental de Arequipa. 19 de Diciembre del 2003. Minuto 78 del partido que definía entre Cienciano y River Plate, al campeón de la Copa Sudamericana.

Por un instante, los corazones de 27 millones de peruanos se paralizaron en el momento que el defensa Carlos Lugo tomó el balón para cobrar un tiro libre a pocos metros del arco argentino. El partido se había puesto complicado y un gol, le daba gran chance de asegurar, la primera copa internacional para el fútbol peruano,

La historia comenzó el 26 de Agosto, en el primer partido del ‘Rojo’ en la Copa. En esa fase preliminar, Cienciano eliminó a Alianza Lima ganando los dos partidos jugados en Lima y Cusco.  Posteriormente, la víctima fue Universidad Católica, que recibió cuatro goles en Cusco y que se rindió ante el obediente equipo de Freddy Ternero.

La prueba de fuego (y para muchos el límite de este equipo) se dio en los cuartos de final. Al frente estaba el poderoso Santos de Brasil, por entonces, subcampeón de la Copa Libertadores y que contaba con dos jugadores que hoy dan que hablar en el fútbol: Robinho y Diego.

Cienciano no se amilanó ante el poderío del ‘Peixe’. Un empate a uno importante en Vila Belmiro le dio un colchón más que cómodo para el partido de vuelta a jugar en el Cusco. Fue un 2-1 claro y concreto con dos goles de German Carty, veterano de mil batallas pero siempre con el mismo olfato goleador.

El pase a semifinales le dio a Cienciano la gran oportunidad de darle una gloria al alicaído fútbol peruano. Y en esa instancia, supo hacerse grande, derrotando en los dos partidos al Atlético Nacional de Medellín. El sueño estaba cerca y el último escollo que superar era River Plate, una potencia de Sudamérica, que buscaba volver a ser grande a nivel continental.

Juan Carlos Bazalar

El estadio ‘Monumental’ es una sede muy complicada para el visitante. River se hace poderoso jugando en calidad de local jugando en Núñez. El rival se intimida desde el recibimento de los hinchas al equipo ‘Millonario’, pero éste no fue el caso de Cienciano, que se paro de igual a igual al equipo del chileno Manuel Pelegrini. Fue un meritorio 3-3 que le dio al equipo peruano la mital del pasaje a la gloria, a definirse en el partido de vuelta.

Estadio Monumental de Arequipa. 19 de Diciembre del 2003. Minuto 78 del partido y una falta a fabor de Cienciano. Por cuestión de aforo, el partido no se disputó en el Cusco. Hasta ese momento del partido, la incertidumbre era la reina no solo en la UNSA, sino también en todo el Perú que estaba con ansias de gloria al estar nomás a un gol de gritar campeón continental.

Carlos Lugo tomó el balón y se paró frente a la barrera. No disparo el paraguayo, disparó todo un país. El balón pasó por debajo del muro de contención y sorprendió al meta Constanzo. GOL! GOL DEL PERÚ. Un gol que no hizo saltar, vibras hasta llorar. Aquella noche, Cienciano hizo lo que ningún grande como Alianza Lima, Sporting Cristal o Universitario pudieron hacer: Instalar al Perú entre los campeones continentales de clubes.

Han pasado siete años, y pese a que se viven realidades distintas, Cienciano es y será siempre el ‘Papá’. Los nombres de Oscar Ibañez, Alessandro Morán, Santiago Acasiete, Carlos Lugo, Giuliano Portilla, Juan Carlos La Rosa, Juan Carlos Bazalar, Julio García, Paolo Maldonado, Rodrigo Saraz y Germán Carty, así como el del entrenador Freddy Ternero, quedarán siempre en el recuerdo del hincha peruano.