Posts etiquetados ‘Pep Guardiola’


Barcelona fue una Orquesta Sinfónica durante cuatro años, cuyos tenores principales fueron Lionel Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta y el director, Pep Guardiola.

(más…)

Anuncios

Pep Guardiola

Un terno sobrio y elegante, alegría y mesura al mismo tiempo si se trata de celebrar los goles y la mirada fija en el partido. No necesita entrar en polémicas y recaditos a otros para hacerse imponer en el mundo del fútbol. Si de algo Pep Guardiola puede presumir, es de ser el entrenador del mejor equipo, no sólo del mundo, sino de la historia.

Guardiola no es solo el entrenador del Barcelona campeón de Europa 2011, sino es el hacedor de un mito, de un equipo que llegó al punto de jugar un fútbol perfecto. Barcelona es el reflejo de que aún, se puede jugar al fútbol con estilo, con estética, y ganar gustando, goleando y superando de la A a la Z al rival.

Guardiola conoce también la identidad catalán y transmitió su idea de juego a sus jugadores. Para mí, Pep ha reinventado a Xavi, ha potenciado a Iniesta y ha descubierto y perfeccionado a Messi, hoy por hoy, el jugador que el fútbol esperaba en este nuevo siglo. Y el éxito no es sólo con ellos tres, sino también con Piqué, Busquets y Pedrito, cada uno en su posición, valores fundamentales dentro de la perfección del Barcelona.

El Barcelona de Pep juega a lo mismo siempre: Posesión de balón, toque y toque y la espera por encontrar el hueco preciso para que sus delanteros hagan lo que saben. Cuando es atacado, ejerce una presión que cansa al rival hasta recuperar el balón y la labor defensiva, quienes empiezan ello son los delanteros, pues una vieja frase del fútbol es: ”La mejor defensa comienza con el ataque”.

Me gusta también como Guardiola ha hecho jugar a la volante y defensa blaugrana practicamente conectados. Los de contención obstruyen y obligan al error al rival y casi al mismo tiempo, los defensores salen con todo para anticipar y recoger el balón, como así, anularon a Rooney y Hernández en la final del último sábado.

Nadie consigue dominar al Barcelona. Nadie se atreve a plantarse en el terreno de juego de igual a igual. Aún no hay un entrenador con un sistema de juego tan inteligente como el de Guardiola, hombre que lo ha ganado todo en apenas tres años como entrenador catalán. Con apenas 40 años, Guardiola tiene todo para quizás, ser el mejor entrenador de la historia, pero eso sólo lo sabe el fútbol, al menos hoy, es quien mantiene vivo las ganas de ver un fútbol bien jugado, bien expresado.


Triunfo épico en Madrid

Hace una semana los madridistas celebraban el título de la Copa del Rey a costas de un Barcelona que estuvo a un paso de ganarlo si no fuera por la actuación de Iker Casillas. En el tercer choque del ‘Rally de Clásicos’ no bastó la figura de Iker para evitar la embestida de un equipo con más oficio que el Real Madrid: ”El equipo de Pep”.

No fue necesario otro 5-0 en el marcador para que el equipo catalán humille a José Mourinho y su corte. Hoy el Barcelona supo ser paciente y matar al rival en momentos precisos, pues con la expulsión de Pepe, empezó el partido que el Barça quería: Un Madrid desesperado y sin ideas al contar con un hombre menos en el terreno de juego.

No estuvo Andrés Iniesta ¿acaso fue preocupación para Guardiola? Barcelona no depende de un jugador sino de un equipo. Messi (la gran figura del partido) no pudo haber marcado los goles sin la asistencia pefecta de Ibrahim Afellay. Messi no habría iniciado la segunda del segundo gol sin el toque necesario de Busquets, una delas últimas apariciones del Barcelona, consolidado en el mediocampo de la mano de Guardiola.

El Madrid no sólo perdió el partido con la expulsión irresponsable de Pepe. No tuvo opción alguna en el primer tiempo y careció del vértigo que tuvo en el inicio de la Copa del Rey. Podrá haber pesado la ausencia de Ricardo Carvalho en la defensa merengue, pues Arbeloa estuvo en un partido opaco y no ofreció la seguridad que se requiere en un clásico de esta envergadura.

Lo que hace el Barcelona es reafirmar nuevamente que un trabajo serio en canteras da resultados extraordinarios, pues sus principales figuras: Puyol, Piqué, Xavi, Iniesta, Busquets, Messi y Pedro son productos Made in  Cataluña. Que diferencia con Real Madrid pues Florentino Pérez creyó que contratando a los mejores jugadores de otras ligas, podría se poderoso y los resultados sentenciaron su error administrativo. Veinte versiones de Cristiano Ronaldo no le darán al Madrid un título, pues carecen de plenaidentificación con los colores de la camiseta.

Un Bonus Track para este párrafo: El último cambio de Guardiola (Sergi Roberto por David Villa) fue un mensaje claro del entrenador blaugrana: Yo ganó títulos amparado en mis canteras, no con la cartera.

Mourinho cuando pierde es un handicap bravo pues su palabras se la tragan los cuervos con tenedor y cuchillo. Atacó sin piedad a Guardiola y éste, muy elegante, respondió a su estilo: En la cancha. El fútbol no se gana con la boquilla, mandando recaditos a través de la prensa. Mourinho tiene que disminuir su soberbia y pisar tierra firme, pues el presente dice que el Barcelona es superior en todo aspecto al Madrid y Pep ganó el partido en sí, y el duelo verbal previo al choque de hoy en el Bernabéu.

Se que estamos en el partido de ida y que el rival es el Real Madrid, pero el Barça tiene pie y más que medio en la final de Wembley. Remontar un 2-0 en contra es difícil, y más complicado si el partido de vuelta se juega en el Camp Nou, un estadio caliente aún si se tiene presente que Mourinho verá el partido en la tribuna al ser expulsado en la ida. Los catalanes tienen todo el derecho a celebrar y los madridistas, pues o esperan un milagro o rezarán para evitar otra ‘manita’.

De no mediar inconvenientes, Barcelona y Manchester United definirán como en 2009, al campeón de la Champions League. La sede no será Roma sino Wembley y a mi juicio, estamos ante la final esperada, con los dos mejores equipos de Europa y por qué no, del mundo. El mejor torneo de clubes del planeta merece una final así.

Foto: Marca


Xavi - El mejor 8 del mundo

Sabemos que los lunes son odiosos, pero el de ayer, será el único lunes que valió la pena disfrutar. Debo reconocer que soy madridista y que caí rendido ante la lección de fútbol que dio el Barcelona en el Camp Nou, con un fútbol brillante, elegante y demoledor.

Ni el más pesimista de los hinchas del Real Madrid, esperaban en resultado tan escandaloso como el de ayer. Previos al choque, pensaba en un triunfo catalán o merengue por la mínima diferencia, pero no un marcador tan abultado y sobre todo, tan fácil, en esta caso, para los blaugranas. Muchos nos equivocamos y muchos terminamos por elogiar sin parar al cuadro de Pep Guardiola, quizás, el mejor equipo de la historia del fútbol.

En el banco del Real Madrid está José Mourinho, un personaje no grato en Cataluña, sobre todo si los eliminó de la Champions la temporada pasada dirigiendo al Inter. Un Mourinho que llegó con confianza al Camp Nou y que al final, no se sabe si lo dijo de verdad o en un tono nervioso, aclaró que se trata de una derrota fácil de digerir. Aunque, el portugués dijo minutos después algo muy cierto: El Barcelona es un equipo ya un producto acabado y el Madrid no.

Y se puede justificar lo que dijo Mou. Es que en Barcelona no vamos a encontrar fallas, no vamos a encontrar un nuevo planteamiento de juego cada temporada. Guardiola lleva su tercera temporada dirigiendo al equipo y mantiene su idea de juego intacta. Mantiene a Messi como su eje principal y como alimentadores principales a Iniesta y Xavi. El Barcelona tiene un libreto de juego ya establecido y lo respeta a más no poder y le inyecta lujos y diamantes a todo su potencial.

Prueba de ello es el segundo gol ayer en el Camp Nou. Un total de 21 toques antes del gol de Pedrito para dar ‘terminar’ con el partido de fútbol y dar por iniciado el Concierto de fútbol. Con lo cerrado que se han vuelto los clásicos (en el mundo) hoy en día, Barcelona nos ha dado una enésima lección ante Real Madrid: El fútbol es un deporte no para la billetera, sino para lo obreros, que aprovechan el balón, y si la pierden, hacen hasta lo imposible por recuperarla.

Yo me animaría a decir que el Barcelona versión 2010, podría superar al del ‘Trébol’ de 2009. Hoy por hoy, pienso que no hay ningún equipo, que se le ocurra pararse frente a frente al equipo catalán. Hay hinchas que creen que el Manchester United o el Arsenal le pueden hacer frente, pero es muy complicado detener al ataque liderado por Messi y superar a la defensa comandada por el caudillo Puyol, pasando por la imaginación de Xavi e Iniesta, el soporte de Busquets y la eficacia de David Villa.

Ayer fue el triunfo de un equipo sobre 11 jugadores. Un equipo de estrellas no tuvo respuesta ante una verdadera constelación que tiene para rato. El Barcelona de Pep es el mejor equipo del mundo y pasarán varias temporadas, para que exista otro equipo que le de pelea.