Posts etiquetados ‘Descentralizado’

Y reventaron el balón

Publicado: febrero 25, 2012 en Fútbol Nacional
Etiquetas:, , ,

En el día de su partido de despedida, Diego Armando Maradona había dejado una frase que entro en la posteridad de quienes llevamos al fútbol en las venas: ”La pelota no se mancha”. Pero, aquella memorable oración, no hizo efecto en nuestro fútbol, que estas dos últimas semanas ha tocado fondo, y no se sabe cuándo se va a levantar.

(más…)

Anuncios

Son pocos los jugadores ”extranjeros” a los que se les puede reconocer lo hecho en el equipo en el que jugaron. Tenemos por ejemplo a Nunes y Grondona en la U, Pedro Garay y Bonnet en Sporting Cristal o Marqunho, Fernando Martel y Tressor en Alianza Lima.

(más…)


El 2011 será un año inolvidable para el fútbol de provincia, pues Juan Aurich de Chiclayo se coronó campeón del futbol peruano. Luego de 30 años, un equipo no capitalino logra celebrar un campeonato, que será recordado también, por los escándalos administrativos que perjudicaron a más de un equipo.

Juan Aurich y Alianza Lima participarán de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América. Sport Huancayo disputará la fase preliminar ante Arsenal de Argentina. En la Copa Sudamericana participarán Universidad San Martín, León de Huánuco y Unión Comercio (el 4to. representante saldrá de la Copa Inka), mientras que al descenso se fueron Alianza Atlético de Sullana y CNI.

Un balance de este temporada:

El equipo: El mejor equipo y un justo campeón. Juan Aurich le pone un punto de quiebre a un trabajo serio y planificado por parte de Edwin Oviedo, a quien el tiempo y los resultados le supieron dar la razón. No se desesperó, no purgó jugadores y no contrató por contratar. El secreto de Aurich ha sido la seriedad, reflejado en lo administrativo y en  lo deportivo.

El equipo revelación: Sport Huancayo. Fue revelación en 2009, pero en 2011 su campaña tuvo más valor pues el equipo del centro clasificó a la Copa Libertadores. Con tres años en primera, el mérito del ‘Rojo Matador’ está en haber clasificado a dos torneos internacionales.

El mejor jugador: Es difícil escoger a uno solo, por lo que destaco a dos jugadores. Primero, al panameño Luis Tejada, un delantero que supo ganarse los frejoles, pues su trabajo no solo era anotar goles sino trabajar también impidiendo las salidas del rival, con un gasto físico impresionante.

El otro jugador que se merece más de un aplauso es Irven Ávila. Cuando muchos veían al pelotero Reimond Manco como la mejor aparición de la generación de los ‘jotitas’, Ávila trabajó con mucho perfil bajo hasta ser el referente de Sport Huancayo en estos tres destacados años. Al ’16’ le toca un nuevo reto: Sporting Cristal.

El técnico: Nombrar a uno también es complicado. Diego Umaña fue el responsable del Aurich campeón y su virtud fue en alcanzar el éxito con un equipo que estaba ya formado a principio de temporada. Un técnico debe ser inteligente y astuto, virtudes que bien se pueden destacar en Umaña.

Mención honrosa para Roberto Mosquera, un entrenador que supo evolucionar con el paso de los años y que tendrá su real prueba de fuego en Sporting Cristal.

El goleador: Con 17 goles, el panameño Luis Tejada fue el goleador del campeonato. Si sumamos los de 2010, ‘Diente de Oro’ lleva 33 goles anotados en el Ciclón sólo en torneo local. En total suma 39 si le agregamos los 6 que anotó en la Libertadores 2010.

Las apariciones: Alianza Lima y Universitario han pasado por un 2011 complicado, pero dejaron nombres para tener en cuenta a futuro. En el caso blanquiazul, lo de Jorge Bazán es para destacar pues estuvo en 32 partidos en el año y sólo se perdió el tercer partido de play off ante Aurich.

En tienda merengue, los nombres de Andy Polo, Edison Flores y Alvaro Ampuero fueron gratamente recibidos por los hinchas en el 2011. Los tres tienen un futuro prometedor, pese al incierto futuro que le espera a la institución.

El mejor gol: No fue la campaña de Sporting Cristal, pero nos regaló un golazo. Carlos Lobatón (de los más regulares del cuadro cervecero), pasó entre dos defensas de Sport Boys, se sacó de encima con un enganche a Alloco y definió con un sombrero de derecha al borde del área.

La Decepción: Es triste nombrarlo otra vez como tal, pero Sporting Cristal vuelve a cerrar un año para el olvido. Tres técnicos (en realidad dos pues Francisco Melgar dirigió dos partidos) no supieron llegar al jugador. Se intentó con Guillermo Rivarola, pero éste fue echado a cinco puntos del líder. Se contrató a Juan Reynoso y el ‘Cabezón’ los dejó peleando el descenso. Los años de gloria están guardados en un baúl y Roberto Mosquera no la tendrá fácil.

El Bochorno: Los puntos en mesa. No fue difícil pensar esta categoría. La Asociación Deportiva de Fútbol Profesional y la Comisión de Justicia tanto de la ADFP como de la FPF se jugaron su partido aparte esta temporada. Universitario fue el más perjudicado con esta quita de puntos junto a Sport Boys. ¿Se imaginan qué habría pasado si esto no sucedía? La U peleaba palmo a palmo por el título y Boys aseguraba Sudamericana.

El broche de oro: En la última fecha, Inti Gas había asegurado jugar (merecidamente) la Sudamericana. Al día siguiente,. ‘la mesa’ les quitó ese cupo y Unión Comercio jugará la ‘Suda’ en 2012.

El Bochorno II: El año de Universitario de Deportes. Julio Pacheco prometió un ‘Dream Team’, pero planillas sin firmar, camisetas pintadas con plumón, inicio de partido con 9 jugadores y un estadio cerrado por violencia fueron las matices del merengue en 2011. El equipo crema fue burlado por su propia dirigencia, que careció de seriedad para afrontar un reto tan complicado como el de reflotar la institución.

El Bochorno III: Guillermo Alarcón. Maneja dictatorialmente a Alianza Lima y no da la cara al plantel si de deudas se trata. Quiso castigar a los jugadores por hacer públicas las deudas, pero salió ‘expulsado’ por el plantel del vestuario luego de un entrenamiento. Eso, si le agregamos la delicada situación judicial que atraviesa.

Lo lamentable: La muerte de Walter Oyarce. El fútbol debe ser una fiesta y la ‘rivalidad depotiva’ no debe convertirse en ‘odio’. Universitario había logrado una épica victoria de 2-1 sobre Alianza Lima, pero el resultado pasó a ser segundo plano pues la violencia se impuso nuevamente y es un partido que aún no se puede ganar.

El equipo ideal: Diego Penny; Guillermo Guizazola, Leandro Fleitas, John Galliquio, Jair Céspedes; Antonio González, Blas López, Paolo Hurtado, William Chiroque, Luis Tejada e Irven Avila.

El árbitro: DESIERTO!

Las frases del 2011:

”Sacaré el matamoscas” (Luis Guadalupe)
”Ahora voy a comer una carapulcra con sopa seca” (Luis Guadalupe)
”Bailaré lambada con el ‘Checho’ para no dejarlo libre” (Luis Guadalupe)
”El fútbol peruano está herido de muerte” (Sergio Markarián)
”Es un campeonato viciado” (José del Solar)
”Presidente de Cristal es hincha de la U” (Guillermo Rivarola)
“Cristal está pagando su decisión apresurada” (Guillermo Rivarola).
”Que Pacheco dé un paso al costado” (Rainer Torres)
”Me retiro el 2012” (Sergio Ibarra)
”Son unos fracasados, perdedores. No pueden jugar así” (Diego Umaña).


Alianza Lima se quedó con las ganas de sumar una nueva estrella en su palmarés. Fue un 2011 bizarro pues la pelea por el título nacional no fue el único tema en el día a día del hincha blanquiazul, sino también los problemas extradeportivos.

Qué puntos incidieron en el fracaso blanquiazul este 2011?

1. Guillermo Alarcón:

Camino a casa y con la cabeza fría, pensaba en que la administración más nefasta en la historia del club, no merecía celebrar un título nacional. No es un secreto que la presencia de Alarcón le hace mucho daño a la institución. Tres años de gestión, cero resultados deportivos y miles de goles en contra en lo dirigencial .Un tipo cuya defensa siempre fueron las ‘obras’ que realizaba en pro de Matute, pero que en lo que le importaba al hincha, el resultado, no daba crédito alguno.

¿Qué pasaba si Alianza campeonaba? Seguramente, el primero en subirse al coche era Alarcón, como en aquella noche ante Estudiantes por Copa. Hoy, pese a no haber logrado el campeonato, los elogios y el reconocimiento son para un grupo de jugadores que superó la adversidad de los sueldos impagos y la poca seriedad de un presidente que se ha burlado de ellos y de la hinchada.

Y eso, que no contamos con los procesos legales que Alarcón tiene pendiente y que, de salir de la presidencia, lo podrían mandar a prisión. Pero a ‘Pocho’ no le importa eso, pese a que con el correr del tiempo, sus secuaces lo han ido abandonando poco a poco.

2. Deudas y puntos perdidos:

El plantel se va para los cuatro meses de deuda, pero a Alarcón no le importa. Esta situación hizo que Alianza pierda los tres puntos ganados ante CNI, algo que para un optimista hincha blanquiazul, podría haber cambiado la historia del playoff. Pero a los jugadores, trabajadores e ídolos hay que maltratarlos.

Las promesas de Alarcón fueron el pan de cada día en La Victoria. Una cosa es prometer, pero otra es cumplir y Alarcón no cumplió.

3. Contrataciones:

Un vende humo como Alarcón había prometido que el delantero que Nike iba a poner, sería A1 y quedó más que comprobado que Hernán Gastón Peirone nunca lo fue. Pero eso no fue lo único, sino que se apostó por Leonardo Castro como su socio. Los dos fueron un fiasco total y Alarcón no sabía dónde enterrar la cara. Un ‘aporte’ millonario de Nike no merecía ser despilfarrado de esa manera.

”No necesariamente porque tú haces las mejores contrataciones campeonas, creo que nosotros hemos hecho excelentes contrataciones, tenemos un excelente plantel y al final de campeonato veremos quién hizo las mejores contrataciones” (Guillermo Alarcón a principio de temporada).

4. No hubo sponsor:

¿Cómo le hizo Alianza para sobrevivir el 2011 sin sponsor en la camiseta?

Se habló del Banco Minas Gerais, que nunca fue real, Luego, se corrió el rumor del Grupo Añaños, pero nunca fue una opción real. Se impulsó la venta de una cerveza, pero no hay cifras que indiquen el destino de las ventas.

De qué vivió Alianza este año? No creo que sea de solo taquillas, pues los sueldos del plantel no son nada baratos, sin contar las deudas con los trabajadores e ídolos de la institución como César Cueto y José Velásquez, maltratados por Alarcón.

5. Malas decisiones técnicas:

La salida de Gustavo Costas sorprendió a más de uno, pero el afán ‘ahorrador’ de Alarcón lo llevó a elegir a Miguel Ángel Arrué como su sucesor. El chileno no ofreció una evolución en lo futbolístico y bien podría decir que su oferta no convenció ni a los mismos jugadores.

Sentó sin dar explicaciones a Salomón Libman (generando un conflicto insalvable con George Forsyth) y en el play off, demoró en los cambios en la final de Matute y ayer, hizo jugar a un lesionado Roberto Ovelar. No tuvo respuestas ante un Aurich que salió con todo en los dos últimos partidos y peor aún, su discurso nunca convenció pues no se notó diferencia alguna entre su trabajo y el de Costas.

En Alianza no queremos ‘bomberos’ en la dirección técnica. Ya no.

6. Poca efectividad ante rivales ‘exigentes’

Salvo los ajustados triunfos ante León de Huánuco y Juan Aurich en Matute, a Alianza le costó ganar ante los mencionados rivales de visita, Sporting Cristal, Universidad San Martín y Universitario de Deportes.

Si bien se lograron triunfos valiosos en terrenos complicados como Ayacucho, Huancayo y Cusco, el equipo quedó en deuda en el clásico ante Universitario, los duelos opacos ante Cristal y la tan mentada ‘paternidad’ de la Universidad San Martín, que incluye el 4-0 en el Callao en la primera rueda.

A Alianza le costó reaccionar cuando le anotaban el primer gol y una evidencia fueron las derrotas ante León en Huánuco y Sport Huancayo en Matute. No hubo respuesta en los jugadores y eso no fue un error de Arrué, sino también debo incluir en esa responsabilidad a Costas.

7. Las dependencias:

Era común escuchar en la tribuna ”quiero un gol de Ovelar” o ”Sin Ovelar no ganaremos”, peor aun cuando regresó Jhonier Montaño y su presencia se hizo importante en algunos pasajes de la segunda parte del año.

Alianza Lima debe ser un equipo y tener a los jugadores listos en caso los ”referentes” no estén en óptimas condiciones para jugar. Ayer, muchos nos dimos cuenta de ello, pues Junior Viza no fue un Jhonier Montaño y Henry Quinteros no tuvo el mismo despliegue de Juan Jayo y Soto no tuvo el coraje de Ovelar y la verdad, estos tres se hicieron extrañar (como también Jorge Bazán).

8. ¿Hubo soberbia?

Algo que dije en medio del ‘análisis’, fue que Alianza empezó a perder la final en Chiclayo. Si, el triunfo en el ‘Elías Aguirre’ le hizo daño a buena parte de los hinchas al creer que el título estaba servido sin olvidar lo peligroso que resultó ser Juan Aurich en Lima. En Matute, quienes fuimos al estadio nos dimos cuenta que no había una disposición seria por salir a asegurar el partido desde el primer minuto y esos errores, Aurich no perdona.

Razón tuvo Juan Jayo al decir que el segundo partido se jugó ‘light’ y eso, para un equipo que grande y que pelea por campeonar, es imperdonable.


Para quienes seguimos al Fútbol Peruano, más allá que se haya vuelto folclórico en los últimos años, resulta gratificante saber que un equipo de provincia se ha coronado campeón nacional. En este caso, me refiero al Juan Aurich, justo y merecido campeón del Descentralizado 2011.

El ‘Ciclón’ consolida un proceso serio y bien planificado. ¿Dónde radicó el éxito?

1. Un entrenador de jerarquía.

Recordemos que a principio de temporada, Juan Aurich vivía etapas de incertidumbre debido al alejamiento de Juan Reynoso de la dirección técnica. Edwin Oviedo no se desesperó y se contactó con Diego Umaña, entrenador colombiano de notable trabajo, en especial en América de Cali.

Umaña demostró ser un capo y una virtud de su trabajo fue emplear a un plantel que él no formó. Rápidamente, los jugadores entendieron el mensaje que el colombiano proponía y su trabajo tuvo dos puntos importantes: El primero de ellos en el triunfo sobre Sport Boys por 5-0 en el Callao y el otro, la derrota en Matute ante Alianza Lima por la fase regular. A partir de ahí, Umaña se dio cuenta que su equipo estaba para grandes cosas y combinó su trabajo entre la inteligencia con la motivación por tener el título tan cerca.

2. Un goleador de raza.

El nombre de Luis Tejada tranquilamente puede ser destinado a una avenida en Chiclayo. Y es que el delantero panameño es un auténtico ídolo en el Norte. Goleador del Descentralizado, ‘Diente de Oro’ es de esos delanteros que sabe ganarse los frejoles en base no solo a goles, sino también sacrificio. Quienes vimos la final, admiramos lo que corría Tejada durante los 120 minutos del partido.

3. Edwin Oviedo

Millones de soles en inversión, sin importar lo caótico del fútbol peruano. Un tipo que cogió al Aurich con total perseverancia cuando Juan Aurich peleaba el descenso. Edwin Oviedo es de los principales responsables del éxito del ‘Ciclón’ pues supo administrar los intereses empresariales y deportivos del club. No se equivocó en Umaña y acertó en Tejada, Ciciliano y en retomar la confianza con Luis Guadalupe. Ahora, la meta de Oviedo está en institucionalizar a Aurich, con una sede social y por qué no, con un estadio propio. La era Oviedo recién empieza.

4. El Cuto y un par más.

Muchos nos reímos cuando Luis Guadalupe dijo el año pasado ‘’TENGO HAMBRE’’. En realidad, esta noche, el ‘Cuto’ sació su hambre de gloria, aquella que no logró con León de Huánuco el 2010. Puede caer antipático, pero Guadalupe ha jugado un papel fundamental en el Aurich campeón, no solo por ser el capitán, sino por ser el líder nato que todo equipo necesita.

Pero Cuto no trabajó solo. En la zona posterior destaco a Roberto Guizazola, una bala por la derecha, Edgar Balbuena, recomendado de Reynoso que supo ganarse un lugar en el plantel y Diego Penny, enorme en los dos últimos choques ante Alianza Lima.

5. Chiclayo

A excepción de la derrota ante Alianza en la primera final, Juan Aurich se hizo imbatible jugando en el Elías Aguirre. Sendos triunfos ante Universitario de Deportes, Alianza Lima (primera ronda), Universidad San Martín o León de Huánuco, fueron fundamentales para un equipo que se propone ser campeón. El clima y el viento a favor fueron socios fundamentales durante la campaña y el apoyo de la afición también. Muchos chiclayanos adoptaron como hijos a Tejada, Ciciliano, Guadalupe, Umaña y como olvidar, a William Chiroque.

Salud Chiclayo!

Alianza Lima

Publicado: diciembre 7, 2011 en Fútbol Nacional
Etiquetas:, ,

Sexta final el diez años. Se puede decir que Alianza Lima cuenta con ese aval de cara a la final con Juan Aurich, pero ¿qué tanto puede pesar estos antecedentes en una final que se presenta como complicada ante el ‘Ciclón’?

Alianza ha tenido buenos momentos este año, pero también tuvo de los malos, no solo en lo deportivo sino también en lo administrativo. Hace poco comentaba entre amigos que de no ser por la posición en la tabla, el horizonte de Alianza pintaba tan complicado como el de Universitario de Deportes.

Pero Alianza aprovechó sus oportunidades y sacó puntos importantes, como los que logró en Ayacucho, Cusco y Huancayo, plazas complicadas en donde era difícil sacar tres puntos en campañas anteriores. Alianza se hizo fuerte jugando de local, a excepción del choque ante Sport Huancayo, en que conoció la derrota en casa tras 32 partidos invicto, siendo también un punto importante en la temporada.

A diferencia de Aurich, Alianza dependió mucho de las individualidades esta temporada. El éxito de Alianza en 2011 estuvo en los pies de Roberto Ovelar, Paolo Hurtado y en algunas oportunidades Jhonier Montaño. Cuando estuvieron ausentes (sobre todo Hurtado), a Gustavo Costas y Miguel Angel Arrué se les hizo difícil plantear partidos sin ellos y también se les complicó reaccionar cuando se hallaban con el marcador en contra. Eso sucedió en el clásico en el Monumental, en las derrotas consecutivas ante León y Sport Huancayo y en la goleada sufrida ante la San Martín en la primera rueda.

Lo positivo, la aparición de los ‘Potrillos’ André Carrillo, Jorge Bazán, Carlos Ascues y Paolo Hurtado, quien este año se consolidó. Otro aspecto importante fue la continuidad esperada de Roberto Ovelar, esperado las últimas dos temporadas y que este año, fue el goleador que Alianza necesitó en mucho tiempo.

El saldo negativo fue sin dudas el mal momento administrativo que afectó a los jugadores y que de no solucionarlos, serán un auténtico cáncer en el 2012, quizás peor que lo ocurrido este año con la U.

¿Cómo puede ganar Alianza la final?

Jugar la ida en Chiclayo no era lo recomendable, pues por las condiciones de la cancha, algunos jugadores pueden acabar lastimados y pasar de natural a sintético y luego a campo natural, es perjudicial.

Jugar al empate puede ser muy valioso teniendo en cuenta las ventajas que tiene Aurich jugando en Chiclayo. Para ello, la defensa debe estar aplicada para resistir las embestidas del Ciclón, y el ataque estar atento ante un contraataque, pues con la velocidad de Hurtado y Bazán, la habilidad de Montaño y el olfato goleador de Ovelar, se puede hacer daño.

Alianza debe hacer valer en Matute, la supremacía que tuvo en este tiempo jugando de local. Obtener un resultado positivo en Chiclayo, impondrá presión a Aurich en la revancha. Alianza puede ganar esta definiión, pero depende de la concentración del plantel.

Juan Aurich

Publicado: diciembre 7, 2011 en Fútbol Nacional
Etiquetas:, ,

Tras varios años de lucha (desde la llegada de Edwin Oviedo a la dirigencia), Juan Aurich por fin podrá tener la oportunidad de jugar la final del Descentralizado, en esta oportunidad, ante Alianza Lima.

Fue precisamente con la llegada de Oviedo, en que Juan Aurich se hizo competitivo a nivel local. Tras la pelea por evitar el descenso en 2008 (y aquel gol de Edison Chará), el proceso del ‘Ciclón’ ha ido año a año consolidándose.

Fue Franco Navarro, quien en 2009 le dio un primer impulso al equipo, con la presencia de jugadores como Luis Guadalupe, Carlos Zegarra, Sergio Ibarra, Erick Delgado y el colombiano Mayer Candelo, entre otras figuras. El proceso pasó luego a manos del colombiano Luis Fernando Suárez, quien dirigió al ‘Ciclón’ en la Libertadores 2010, certamen donde cumplieron una regular actuación, pues más se recuerda los triunfos sobre Tecos en la fase previa y ante Alianza Lima en Chiclayo.

Juan Reynoso tuvo un efímero paso por Chiclayo y dejó el barco a poco del inicio de la temporada. Diego Umaña llegó casi de emergencia, con un plantel ya formado, pero que mantenía la base de jugadores, con Luis Tejada, Ricardo Ciciliano, William Chiroque y el reincorporado Renzo Sheput. A ellos, se sumó la experiencia de Luis Guadalupe y la seguridad en defensa con Edgar Balbuena.

La virtud de Umaña fue hacer del Aurich un equipo sólido, pese a no haber participado de la pretemporada. Digamos que los dos partidos ante Alianza, tanto en Chiclayo como en Lima, marcaron dos puntos dentro de la campaña. El jugado en el ‘Elías Aguirre’ fue la confirmación de que el ‘Ciclón’ sería el auténtico protagonista de la temporada, con un fútbol versátil y dinamico, aunque ya había dado signos de un fútbol contundente, en la goleada al Boys (0-5) en el Callao.

En Matute, Aurich se paró en la cancha a fin de complicar a Alianza. Lo hizo en el primer tiempo, pero en el segundo, los victorianos se encontraron con el gol y dejó sin respuestas a Aurich, lo que motivó un duro llamado de atención de Umaña en el vestuario post partido. Ahí, se entendió el mensaje de este equipo, casi invencible jugando en Chiclayo (12 triunfos y tres empates), pero que deja ciertas dudas si de jugar fuera de casa se trata, pues sólo ha sumado tres triunfos, nueve empates y tres derrotas.

¿Cómo puede ganar Aurich la final?

Tratar de asegurar en Chiclayo (aprovechar las ventajas propias de la ciudad) y forzar al menos un empate en Matute. Si no comete errores como en La Victoria en la fase regular, Aurich puede celebrar sin necesidad de llegar a un tercer partido.

Aurich, a diferencia de Alianza, propone un juego colectivo. La creación pasa por Sheput, Chiroque, Ciciliano y Ascoy, quienes tienen a Luis Tejada, al hombre que está para culminar las jugadas. Pero ojo, Umaña tiene también propuestas en el banco como Ysrael Zúñiga y Reimond Manco

Juan Aurich tiene la oportunidad de consolidar un trabajo serio, de los pocos que se ven en el fútbol peruano. Por el bien de él, el fútbol de provincias merece ya un reconocimiento.

 


Me quiero olvidar por un lado de que soy periodista y vestirme con mi camiseta de Alianza Lima y dar rienda suelta a mi indignación a un mes de la final por el paupérrimo manejo que la dirigencia tiene sobre la institución.

Cuatro meses de deudas con los jugadores y más con los trabajadores. Maltratos a ídolos como César Cueto y Juan José Velásquez e ídolos que murieron en el olvido como Emilio Salinas. Ventas dudosas, cero rendición de cuentas de la economía de la institución y cero oposición. Yo no lo llamo mandato, sino el régimen de Guillermo Alarcón ha llegado a un límite que ha cansado a muchos hinchas de Alianza Lima.

Cualquier empleado de una institución está en libertad de tomar la decisión que quiera si su trabajo no es retribuído económicamente a tiempo. Eso sucedió con Leandro Fleitas, quien a modo de protesta, decidió no viajar a Huánuco para el choque con León. Lejos de conciliar, de hallar una solución a este problema, Alarcón decidió lo más fácil: Suspender al jugador del primer equipo ”mientras duren las investigaciones”.

Es irresponsable que a exactamente un mes de la final por el título nacional, de la posibilidad de alcanzar la 23º estrella en la historia del club, un tipo como Guillermo Alarcón no haya encontrado soluciones a los líos internos de la institución. Sus apariciones en televisión, ya no solo generan impotencia, sino también comentarios irónicos. El último domingo, fue entrevistado en TV Perú y practicamente, sus respuestas a los cuestionamientos de Gerardo Sosaya, no convencieron a nadie, y su único escudo, es decir que él ha hecho obras, que ha mejorado Matute, etc….

Pocho, A MI QUE DEMONIOS ME IMPORTAN LAS OBRAS SI LA INSTITUCIÓN SE VA AL CARAJO INTERNAMENTE?????!!!!!!

Hoy, Guillermo Alarcón le da la espalda a Leandro Fleitas. Hace casi dos años, aparecía en los medios, acompañando a Leo en la clínica tras el choque que tuvo con Carlos Galván en la final del 2009. En él, decía que le iba a dar todo su apoyo y qie incluso, la renovación de su contrato era todo un hecho. Las palabras se las lleva el viento no Pocho? Fleitas casi se muere defendiendo la camiseta de Alianza Lima para que INJUSTAMENTE sea separado del primer equipo por una causa justa como es el reclamo por los sueldos.

Alarcón creyó que firmando un contrato con Nike, se iba a ganar el cariño del hincha, sin con el aporte de dicha marca, trajo a un paquete como Hernán Peirone, a otro como Leonardo Castro quien hoy, también le clava un puñal por la espalda a la institución.

No quisiera imaginar el presente de Alianza si la final no fuese una realidad y nos ubiquemos en puestos de mitad de tabla para abajo. Creame, viviriamos una etapa similar o peor a la de Universitario de Deportes y no exagero al afirmar eso. Finalmente, si Alianza campeona, el primero en subirse al coche será Guillermo Alarcón y de ser así, que los jugadores de Alianza le den la espalda, porque el mérito no es de él sino de ellos.


Si estuvieran vivos Plácido Galindo, Eduardo Astengo, Mario de las Casas, Pablo Pacheco y los demás estudiantes de la Universidad San Marcos que hace 87 años formaron la Federación Universitaria de Fútbol, hoy verían con sumo lamento el presente de la institución que formaron un 7 de agosto de 1924.

Hoy, Universitario de Deportes vive el momento más complicado de su historia, un presente que lo hace víctima de papelones que no deben ocurrir en el fútbol profesional y menos en un equipo grande. El Cusco fue testigo de quizás, la peor humillación crema de los últimos años, exponiendo no sólo el honor, sino la integridad física de muchachos en la altura, tuvieron que disputar dos partidos seguidos.

Subcampeón de la Libertadores 1972, tricampeón peruano, el más ganador de torneos locales y una hinchada popular. De que sirve tanto palmarés si en los últimos años, dirigencia tras dirigencia se han dedicado a pisotear la historia sin importar el valor que tiene la camiseta crema para sus hinchas y para el fútbol peruano.

Y en este 2011, añ en que Julio Pacheco pretendió hacer de la U un club como el Barcelona, hoy ni el Unión Tumán tendría que soportar tantas humillaciones, como las que vivió el equipo merengue en 2011.

Las contrataciones de Pablo Vitti, Johan Fano, Martín Morel y Cristian Alvarez daban la impresión de ser una temporada distinta al de años anteriores y que hablaban de una posible ‘supremasia’ merengue sobre el resto de sus adversarios. Un equipo que inició tarde su pretemporada por falta de pagos era el inicio de una campaña para olvidar.

El episodio del entrenamiento con el escudo volteado fue un detalle que no pasó desapercibido, nunca visto en el fútbol peruano. Si con eso, muchos hinchas se sorprendieron, la sorpresa fue mayor cuando en Trujillo, se presentaron al choque con César Vallejo vistiendo la camiseta de concentración pintando el número con plumón, debido a que olvidaron la camiseta alterna en Lima.

Es triste hacer un recordatorio de todo esto, pero más lamentable es ser testigos de la decadencia de una de las instituciones que llenó de gloria los libros del fútbol peruano, por donde pasaron jugadores de la talla de Lolo Fernández, Toto Terry, Héctor Chumpitaz, Roberto Challe, Luis Cruzado, Juan Carlos Oblitas, José Fernández, entre otras glorias de nuestro fútbol. Lamentablemente, el poder se le subió la cabeza a malos dirigentes, que llevaron a Universitario de Deportes a la hoy, bancarrota total.

Dentro de todo este ambiente hostil, es digno reconocer a los jugadores y al comando técnico, en especial a José del Solar. Los jugadores por salir con la frente en alto cada fin de semana y en la Sudamericana y al Chemo por poner la cara, por demostrar que su amor por la camiseta crema es incondicional a pesar de la estúpida posición de algunos hinchas que lo consideran traidor por haber dirigido a Sporting Cristal. Mucho hace Del Solar en soportar este ambiente, que lo llevó a poner incluso de su propio bolsillo para evitar un W.O. Este grupo de gente que representa a la U, juega para no ver morir a su institución, cuyos dirigentes mal pagan (un decir porque no les pagan).

Y los hinchas, hagánse sentir este miércoles ante Vasco da Gama. Olviden a la dirigencia, primero está su equipo… es en momentos como este donde se ve al verdadero hincha.


La rivalidad entre Alianza y Universitario nadie la discute. Han habido partidos memorables, partidos con muchos goles y anécdotas que han enriquecido la historia del fútbol peruano.

Son inevitables también las ‘tomadas de pelo’ entre ambos clásicos, como el apagón en el Monumental o el famoso papel higiénico de Matute, pero eso no significa, que un grone se burle de la desgracia del crema y viceversa.

Me refiero al titular del diario Líbero del sábado 10 de setiembre, que daba a entender que los jugadores de Alianza Lima celebraban los quites de puntos a Universitario, algo que los ”beneficia” en su camino hacia la final del Campeonato Descentralizado 2011.

Muchos hinchas, entre grones y cremas, no le encontramos fundamento alguno a este titular. Desde mi óptica, no creo en las burlas de jugadores que aparecen en portada como Jayo, Fleitas y Montaño, pues en cualquier momento, una situación parecida se podría vivir en tienda grone, más aún en instancias decisivas del Descentralizado.

Para nadie es un secreto que en La Victoria, la economía no pasa por un momento dulce. El primer lugar en el Descentralizado, maquilla los manejos de una dirigencia que hace muchisimo tiempo ha perdido total credibilidad. De no ser por ello, hoy podriamos hablar de una crisis más que  profunda no solo en uno sino en los dos equipos más populares del fútbol peruano.

Precisamente, Jayo se pronunció a nombre del plantel acerca de este asunto y dejó en claro su respaldo a los cremas en su participación en la Copa Sudamericana. Con la experiencia que tiene Jayo ¿alguien cree que a estas alturas de su carrera, caiga en burlarse de un rival como lo narra Líbero?

En el fútbol hay códigos y la rivalidad como tal se juega en los terrenos de juego. Afuera de ella, la cordialidad entre jugadores es una constante, más aún cuando el fútbol peruano necesita de la unión de todos para salir del hoyo en que se encuentra, y portadas como las de Líbero no ayudan en nada a ese proceso.

(De razón, Jhonier Montaño explicó en una entrevista a un medio televisivo, que son dos o tres periodistas con quienes tiene discrepancias).

La pregunta pasa por saber… ¿son confiables los medios deportivos escritos en el país?

Líbero - 10 de setiembre del 2011