RetroGol: La ”locura” de Tagliani en el Chaco

Publicado: febrero 8, 2012 en Fútbol Internacional
Etiquetas:,

Nico Tagliani

Este jueves, Alianza Lima chocará ante Libertad de Paraguay en su debut en la Copa Libertadores de América. Luego de 9 años, el equipo victoriano pisará suelo guaraní y de ese último partido, los hinchas aliancistas guardan un buen recuerdo.

El 20 de marzo de 2003, Alianza Lima visitó en el estadio ‘Defensores del Chaco’ al Olimpia de Paraguay. Ambos equipos compartían el grupo 4 con Gimnasia y Esgrima de La Plata (Argentina) y Cobreloa (Chile). Hasta ese partido, el equipo victoriano apenas había acumulado un punto: Empate con Olimpia en Lima y derrotas en La Plata ante Gimnasia (5-1) y en Lima con Cobreloa (2-3).

El ‘Decano’ paraguayo era por entonces el vigente campeón de la Libertadores y mantenía en su plantel, la base del plantel que tocó la gloria en 2002: Ricardo Tavarelli, Julio César Enciso, Sergio Orteman, Gastón Córdoba y Hernán Rodrigo López.

Estaba claro quien era el favorito. Olimpia quería asegurar ante Alianza, su clasificación a la siguiente ronda, mientras que los grones se aferraban a un milagro para vivir en la Copa.

El ”célebre” (?) José ‘Chepe’ Torres mandó a Gustavo Roverano; Guillermo Salas, Nelson Olveira, Ernesto Arakaki, Christian García, Carlos Fernández, Marko Ciurlizza, Walter Vílchez, Aldo Olcese, Jefferson Farfán y Nicolás Tagliani.

Estaba claro que el ‘Chepe’ había perdido créditos como entrenador de Alianza Lima y una derrota en Asunción iba a apurar su salida de La Victoria. Pero, lo que sucedió esa noche, no sólo fue increíble, sino que para el periodista Javier Pulgar Vidal, fue un partido que queda grabado en la historia de Alianza Lima.

Los blanquiazules soportaron bien el partido y hasta el minuto noventa, el 0-0 parecía ser el marcador final. Una falta en cerca al área paraguaya parecía ser ‘insignificante’ teniendo en cuenta que el empate era un ‘negocio’ para Alianza Lima y que lo mejor era ‘cuidar el balón’ en los últimos minutos del partido.

Pero, hubo un jugador que no quiso que eso pase: Nicolás Tagliani. El argentino de los tatuajes raros, ‘le quito’ la posibilidad de ejecutar el tiro libre a Henry Quinteros y de un zurdazo seco, mandó la pelota a guardar al arco de Tavarelli. Un golazo.

El cachetazo se terminó de consumar. Luego, Gustavo Roverano se lució al sacar un cabezazo con destino de gol de Rodrigo López. Tras ello, el pitazo del brasileño Paulo César de Oliveira dio fin a una de las sorpresas en aquella edición de la Libertadores 2003: Alianza Lima había derrotado al vigente campeón de Copa en su propio estadio y en el minuto final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s